Síntomas de embarazo: Cómo lidiar con ellos y adaptarse a la nueva etapa

Los cambios que vas a presentar como futura mamá son diversos, y aunque eso varía en cada mujer, debes estar preparada para lidiar con los síntomas de embarazo que te harán sentir cansada, emocionalmente inestable y con hormonas que se revolucionarán por completo.

Los síntomas de embarazo más comunes son:

Uno de los procesos biológicos más hermosos de una mujer es la concepción, es fascinante y mágico a pesar de los cambios fisiológicos, metabólicos y hormonales. Estos síntomas del embarazo son de carácter general, sin embargo, recuerda consultar con un médico profesional:

  • Ligero sangrado similar a la menstruación.
  • El signo más clásico y común es la ausencia de la regla.
  • Cólicos.
  • Dolor en los pechos y crecimiento sobre todo a las dos semanas.
  • Náuseas y vómitos.
  • Deseos frecuentes de orinar ya que el útero se agranda y se oprime la vejiga.
  • Fatiga y somnolencia.
  • Deseo irresistible de comer ciertos alimentos.
  • Hinchazón de pies y manos.
  • Dolores lumbares y de cabeza.

Es necesario que acudas a pruebas alternas como los test en casa o exámenes de sangre para saber si estás embarazada de forma segura.

Síntomas de embarazo
Imagen recuperada de “www.pexels.com”

Aprende a manejar tu apetito

Vas a empezar a sentir cambios en la manera que consumes tus alimentos, puede que eso que odiabas comer de un momento a otro te guste o viceversa, tu apetito va a aumentarpero esto no quiere decir que debas atascarte de comida hasta reventar.

Es necesario realizar algunas modificaciones y fraccionar de forma estratégica porciones pequeñas durante el día consumiendo vitaminas importantes como la C, D, B12, calcio, hierro, Omega 3Evital evitar el consumo de alcohol, alimentos crudos y cafeína.

Solicítale a tu doctor cuál sería tu dieta ideal que amenicen los primeros síntomas del embarazo.

Vómito y nauseas en el embarazo, los más comunes

Así es, uno de los síntomas de embarazo en la primera semana de gestación son las ganas constantes de vomitar y las molestas náuseas. Aprende a controlarlas en diversas situaciones:

En la mañana Después de cada comida Por la tarde Todo el día, todo el tiempo

Al despertar no te levantes tan rápido, hazlo con calma. Quédate recostada un poco y si te sientes indispuesta, ten a la mano un paquete de galletas de soda.

Desayuna lo que tu cuerpo te pida, no te cohíbas.

Evita acostarte una vez termines de comer, espera que la comida haga digestión correctamente. Lo ideal es que reposes al menos unos 30 minutos. 

No consumas alimentos demasiado pesados como los granos o al menos hazlo en bajas cantidades. Los condimentos y frituras también deberás dejarlas de lado progresivamente. 

Come poco y a menudo.

Identifica aquellos alimentos que te hacen sentir mal y no los consumas.

Come bien y mastica despacio.

Bebe mucha agua.

Mantén el aire acondicionado en casa acorde a cómo te sientas.

Dolores abdominales

Los cólicos en el embarazo suelen aparecer al inicioen el momento que tu cuerpo comienza a adaptarse al nuevo bebé y también cuando te falta poco para el parto, se manifiestan como una señal de que debes prepararte, sin embargo, si son persistentes o muy dolorosos acude al médico.

Bebe infusiones calientes naturales, tés relajantes y recuéstate sobre un colchón ortopédico que te brinde bienestar en cuello y columna, te ayudará a la vez aliviar dolores lumbares.

¿Tienes demasiado sueño?

El sueño extremo es otra señal de embarazo muy común, sobre todo en el primer trimestre y es que tu metabolismo es más lento ya que tu cuerpo comienza a abrirse paso a la llegada del pequeño.

Realmente, no existe un remedio específico que lo evite, tampoco puedes acceder a bebidas energizantes o demasiado azucaradas que te llenen de energía, simplemente duerme cada que sientas la necesidad y prepárate anticipadamente para cuando tu bebé ya haya nacido.

Otros consejos para un embarazo más llevadero

  • Realiza ejercicio moderado y constante.
  • Acude a tus citas periódicas con tu médico.
  • Usa ropa cómoda que no te apriete y zapatos que también se adapten a tu condición.
  • Cuida la piel de tu rostro.
  • Aplica aceite de almendras en tu estómago para evitar las estrías.
  • Háblale a tu bebé.
  • No te automediques.
Linio México

Quizás te pueda interesar: Guía práctica para lidiar con la diabetes gestacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *