Ropa a juego: una manera de vestir a los hijos igual que los padres

Cada vez hay más pequeños que lucen el mismo estilo que sus papás. Esta es una nueva tendencia en el mundo de la moda que llegó para quedarse, porque es una manera muy tierna de ver a los niños luciendo ropa a juego con personas adultas.

Esta moda es divertida y graciosa, ya que ver a ambas generaciones utilizando las mismas prendas no siempre es algo común. Vestir trajes idénticos es una nueva costumbre que lleva por nombre mini-me, y es lo último en cuanto a estilo o actualidad.

Las empresas han visto esto como una nueva oportunidad para diseñar vestimentas exactas que puedan ser utilizadas por adultos, niños o jóvenes o incluso la familia completa.  

Esto no significa que todo el closet estará lleno de los mismos atuendos, sino que, casualmente, se podrán usar los mismos pantalones o camisetas para verse idénticos. 

Ropa a juego
Imagen recuperada de “www.imgrumweb.com”

Claves para lucir ropa a juego entre familia

Madre, padre e hijos iguales

Cada vez son más las marcas que están innovando en la industria de la moda, especializándose en la categoría infantil y en la sección de adultos. Estas han logrado adaptar sus mejores modelos a diferentes tallas, para que así todos puedan usarlos.

Ropa personalizada

Para hacerlo todavía más especial, es recomendable irse por el estilo artesanal o la ropa personalizada, para que cada prenda sea única. Esta es una buena opción al momento de combinar con toda la familia, sin importar el sexo o la edad que se tenga, ya que será ropa que se creó especialmente para la ocasión y tendrán un gran valor sentimental, además de que serán prendas de maravillosa calidad. 

Ropa a juego
Imágenes recuperadas de “www.topsimages.com” / “www.beautyandfashionideas.com”

¿Y si es hecho por los mismos padres?

Esta es una propuesta fantástica que puede aplicarse para estar a la moda. No se trata de aprender a realizar patrones o costuras perfectas, es algo más sencillo. 

Una idea diferente es coser parches en la ropa a juego, que a su vez se convierte en algo totalmente divertido para crear composiciones nuevas y resaltar esos atuendos viejos. Esta actividad se puede hacer en familia para tener una tarde llena de diversión e impulsar la creatividad de cada uno. 

Detalles que marquen la diferencia

Tener un outfit en conjunto no tiene que significar únicamente la ropa. En muchas oportunidades los accesorios son los que más resaltan y dicen mucho de las personas. Pueden añadirse detalles sencillos que den ese toque divertido y único. Collares, sombreros, pulseras, o calcetines son diferentes combinaciones que se podrían usar.

Consejos para que los niños se vistan idéntico a los papás

¿Los zapatos pueden ser iguales?

Encontrar calzado semejante es una buena oportunidad que permite crear looks exactos. A su vez, la familia lucirá un atuendo que los hará sentir únicos, aumentando el lazo de padres e hijos.

Ropa a juego
Imagen recuperada de “www.unamamanovata.com”

Playeras iguales

En segundo lugar, tener blusas o playeras que tengan el mismo logotipo, dibujo o frase, puede servir para que los niños sientan que están luciendo como papá o mamá. Además, será perfecto para salidas familiares a lugares concurridos. 

El outfit completo

No siempre es fácil conseguir que el mismo diseño de arriba concuerde con el de abajo entre los pequeñines y sus papás. Sin embargo, para lograr crearlo es fundamental usar trucos sencillos para tener la misma vestimenta. Utilizar una camiseta lisa con pantalones vaqueros es una opción muy económica y a la vez simple de combinar para estar idénticos.

Es importante mantener a los niños con ropa cómoda la mayoría de los días, pues al tener tanto movimiento en los primeros años de vida, será odioso para ellos traer telas ásperas o con poca movilidad en su día a día. 

Los colores

Por último, hacer contrastes de tonalidades es una de las maneras más adecuadas para usar ropa a juego. Un ejemplo claro es el pantalón o camiseta que tengan el mismo color. Esto es algo sumamente fácil de conseguir y se tiene en cualquier armario sin problema alguno.

Imagen recuperada de “www.happygreylucky.com”

Vestir a los chicos igual que sus padres es una bonita manera de hacer crecer el vínculo que tienen, además, es algo totalmente diferente y divertido para ambos. El hecho de que compartan prendas los hará sentir especiales como familia.

Sin duda alguna, esta nueva tendencia genera una relación de cercanía. Es por ello que se recomienda tener esta experiencia con los más pequeños, para así pasar un rato agradable y a su vez tomarse fotos espectaculares. 

Quizás te pueda interesar: Apps de moda: las mejores aplicaciones ¡El mejor Look!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *