Mitos y realidades del síndrome premenstrual ¡Despeja todas tus dudas!

Los clásicos cólicos, dolores bajitos y malestares generales antes de tu regla se le llama el síndrome premenstrual (SPM), tiene una amplia variedad de signos y síntomas que varían en todas las mujeres, además a estos se suman los cambios de humor, sensibilidad en tus senos, antojos, cansancio, irritabilidad y depresión.

Tres de cada cuatro chicas experimentan estas alteraciones y depende del estilo de vida que lleves puede ser más o menos incómodo. Descubre algunos datos interesantes que te ayudarán a sobre llevar mejor estos momentos que tanto te afectan.

Las señales comunes del síndrome premenstrual

En el síndrome menstrual, los cambios se dan a nivel físico y emocional, no precisamente se experimentan todos los signos, estos van variando, pero la mayoría de las mujeres presentan solo algunos de los problemas:

  • Emocionales
    • Tensión constante o ansiedad.
    • Estado de ánimo variable, puedes pasar fácilmente de sentirte tranquila a triste o molesta.
    • Episodios repentinos de llanto sin justificación.
    • Constante irritabilidad o enojo.
    • Tu apetito disminuye o sientes deseos intensos de comer mucho.
    • Problemas para conciliar el sueño o insomnio.
    • Quieres estar sola.
    • Presentas dificultad para concentrarte.
    • Disminución en tu libido. 
  • Físicos
    • Dolores musculares, articulares y de cabeza.
    • Fatiga y cansancio constante.
    • Aumento de peso.
    • Hinchazón abdominal.
    • Los senos se te vuelven muy sensibles y te duelen o sientes molestia en tus caderas.
    • Acné.
    • Estreñimiento o soltura.
    • Intolerancia al alcohol. 

Cada uno de los síntomas de la premenstruación van desapareciendo en el trascurso de cuatro días antes de tu regla. En algunas chicas de hecho no se presentan todos los meses, a veces depende de tu estilo de vida y de qué tan cargada estuviste emocionalmente.

Si sientes que las molestias son demasiado fuertes, que son constantes y que no te dejan desempeñarte en tu cotidianidad es preferible que consultes con tu médico.

Síndrome premenstrual
Imagen recuperada de “www.pinterest.com.mx/MariaMontoriol.com”

Mitos comunes del SPM

Primer mito: Todas tienesíntomas premenstruales

Este es muy común, si bien algunas mujeres pueden experimentar molestias de intensidad baja e incluso moderadas, si no tienen un efecto negativo significativo en tu vida, esto no se considera SPM médicamente hablando. Es más, hay chicas que sienten una conexión tan profunda con su propio cuerpo que ni siquiera pasan por ningún tipo de incomodidad o dolor. 

Por ejemplo, un dolor de cabeza leve se controla con un medicamento autorizado, pero la depresión, el insomnio y la fatiga extrema, si afecta significativamente tu bienestar, aquí si se podría decir que si sufres de dicho síndrome. 

Segundo mito: Sientes estas molestias porque eres malgeniada

Nada tiene que ver tu forma de ser con los cambios de tu cuerpo.

Existen muchas investigaciones en las que se relacionan principalmente los estados de ánimo negativos con los mecanismos biológicos y no se ha demostrado que del carácter dependan las molestias antes o durante tu menstruación, es decir que es una simple percepción cultural. 

El dolor premenstrual no es una experiencia única para todas, más bien, el momento de cada chica influye en cómo se procesan los ciclos.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Lu Céspedes|Psicóloga Clínica (@mividahormonal)

Tercer mito: Es inevitable y no se puede curar

No te toca soportar estas incomodidades, es necesario reconocer si hay algunos aspectos que te afectan y evitarlos, por ejemplo, si por estos días, tiendes a sufrir de estreñimiento, modifica la forma en que te alimentas o toma suplementos naturales.

Existen medicamentos que disminuyen los dolores, sin embargo, es primordial que primero consultes con tu doctor. Ahora, si deseas estar sola, aislarte un poco y tienes ganas de llorar, hazlo, aléjate de personas que critican tus transiciones y conéctate con el arte.

Cuarto mito: mantente acostada y no hagas actividad física

Aquí debes ser muy precavida porque no necesariamente hay que referirse al ejercicio de alto impacto, y menos si tus síntomas físicos son fuertes. En este caso el yoga relajante sienta de maravilla, al igual que la meditación guiada, el pilates o simplemente salir a caminar. 

Lo importante es que evites el sedentarismo o la inactividad, ya que puede afectarte más sobre todo a nivel emocional. 

¡Aprende a aliviarlo naturalmente! Conéctate contigo

Hay diversas formas de controlar las incomodidades del SPM sin tener que acudir a medicamentos que probablemente puedan generarte dependencia, estos son algunos consejos:

  • Lleva una dieta balanceada, nutre tu cuerpo con calcio, vitamina C y proteína.
  • Haz ejercicio regularmente, mover tus músculos mejorará tu salud en general.
  • Maneja el estrés, calma tus nervios con tés relajantes y ejercicios de respiración.
  • Si sientes rabia por algún motivo no culpes siempre a tu síndrome premenstrual. No eres un robot, es parte natural de ti que tengas transiciones en tu humor, deja de lado los estereotipos y acéptate.
  • Date baños calientes.
  • Si no quieres tener relaciones sexuales, dilo y no lo hagas por obligación o por complacer a tu pareja.
  • Duerme bien, hay muchos podcasts que se especializan en ello, para que tengas un sueño más reparador.

Haz seguimiento de tus síntomas, aprende a conocerte y acéptate

La relación que llevas contigo misma influye en gran medida con tu síndrome premenstrual, tú más que nadie conoce tu propio cuerpo, sabes eso que te hace daño física y emocionalmente y aquello que te hace sentir bien. Tómate un momento a solas, haz una retrospectiva, reconócete como mujer cíclica que tiene variabilidades y que cada uno de ellas es maravillosa. 

Cuando haces este análisis interno empiezas a desechar vicios, personas tóxicas y costumbres nocivas para ti y aquí sentirás verdaderos cambios positivos.

Linio México

Quizás te pueda interesar: ¿Quieres bajar de peso? Agrega esto a tu rutina diaria y verás…

¿Te gustó el artículo? 1 estrella2 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *