La evolución de la cámara de los teléfonos y sus saltos en el tiempo

Los teléfonos celulares han ido desarrollando sus componentes a lo largo de los años mostrándonos lo mejor de ellos. Cada vez incorporan una serie de propiedades técnicas que innovan y sorprenden a sus usuarios. Una de estas características que más ha crecido, es todo su lo que ofrecen en cuanto a la captura de imágenes, por eso, la evolución de la cámara en estos aparatos es un elemento sumamente relevante que hoy en día ha tomado mucha importancia.

Esta es la evolución de la cámara en los celulares

Al momento de seleccionar el celular móvil indicado para nosotros, vemos todo lo que ellos nos pueden ofrecer entre sus características. Uno de los elementos fundamentales que determinan nuestra elección, es el apartado fotográfico, pues hoy en día existen dispositivos tan completos en esta materia, que son hasta capaces de competir con las cámaras profesionales. 

Estos fueron los primeros celulares con cámara

Este hecho les permitió a los usuarios acceder a una herramienta integrada en sus dispositivos, era algo que nunca antes se había visto en el mundo y llegó por sorpresa. Por este motivo, estos aparatos iban ganando cada vez más popularidad entre el público.

El uso de la cámara en estos equipos móviles se integró por primera vez en año 2000 con el Samsung SCH-V200 que salió inicialmente en Corea del Sur y, para ese momento, significó toda una revolución en la industria telefónica. Asimismo, este dispositivo permitía una cantidad de hasta 20 fotografías con un sensor de una resolución de 0,5MP

evolución de la cámara
Imagen recuperada de “www.renderosity.com”

No obstante, hay personas que le dan este mérito a otro modelo que también contaba una cámara integrada, es el Sharp J-Phone J-SH04. Salió en noviembre del 2000 en Japón con un sensor de 0,11 MP, fue el primer teléfono celular que podía mandar imágenes de forma inalámbrica en el mundo.

Posteriormente, se pronunció la competencia y se dejó ver con el Sanyo SCP-5300, un equipo con una cámara de 0,3 MP que ofrecía una resolución de 640 x 480, un rango muy bueno para su tiempo. Además, permitía acceder a ajustes personalizables para sacar fotografías distintas, algunos de ellos son el control de balance de blancos, autodisparador, zoom digital, así como otros filtros como blanco y negro o sepia. ¡De lo mejor de esos momentos!

El surgimiento de la cámara frontal, un momento crucial para la aparición de la selfie

Así, siguió una constante evolución de la cámara de los celulares móviles hasta alcanzar los 5MP en el 2004 con el SCH-S250 que fue lanzado por la marca Samsung. Era la primera vez que se veía un equipo con estas especificaciones técnicas dentro del mercado. 

Durante este mismo año, se hizo la entrega del Sony Ericsson Z1010, un móvil con cámara frontal que funcionaba para realizar video llamadas y, además, dio paso al concepto de selfie. Este término se empezó a emplear dos años después en el Urban Dictionary.

evolución de la cámara
Imagen recuperada de “www.perusmart.com”

Luego apareció el Nokia N95 en el 2007 que también integraba ese lente delantero que se estaba volviendo tan demandado. Pero la compañía no se quedó ahí. Destinó esos 5MP de su sensor trasero a permitirnos grabar vídeos a una velocidad de 30 FPS, un acercamiento a la cantidad de cuadros por segundo que captan las cámaras de vídeo.

De esta forma, damos un salto amplio al 2009 con los 12MP que lanzó Samsung con su modelo M8910 Pixon12. Luego, en el 2010 salió nuevamente Nokia a poner la cara con la misma densidad de píxeles en sus equipos. Pero, la cosa no paró ahí, Sony Ericsson mostró su S006 que tenía un sensor que llegaba hasta los 16MP, esto sucedió a finales de ese mismo año.

La llegada de los celulares inteligentes que hicieron la diferencia con la experiencia fotográfica

Luego de ver esa evolución básica que llegó hasta este punto, nació una nueva tendencia con el empleo de selfies y una gran explosión social en esta práctica. Pues los smartphones empezaron a colocar las nuevas cámaras frontales en cada modelo que salía al mercado. Así, como la aparición de Instagram, que generó un mayor impacto en el uso de estas herramientas. 

Además, el uso de los celulares iPhone, los selfie stick y sus aplicaciones móviles exclusivas de iOS para modificar fotografías, ayudaron a gestar este modelo social de las autofotos y la publicación de ellas en las redes. Asimismo, fueron apareciendo dispositivos inteligentes con mejores características para lograr sacar el mayor provecho de esta herramienta.

Hoy en día, existen teléfonos móviles que han presentado una evolución de la cámara hasta tal punto que, incluso la gama media, como el Xiaomi Redmi note 7, muestran sensores de 48MP, una calidad increíble para estos aparatos.

También, estos equipos han ido añadiéndole dos o más lentes en su parte trasera para determinar la profundidad en la escena y lograr desenfocar el fondo. Otro aspecto increíble, es que los smartphones han logrado llegar a grabar vídeos en resolución 4K hasta una velocidad de 60 cuadros por segundo, una medida sorprendente y algo que no se esperaba para nada, o al menos no ahora. 

evolución de la cámara
Imagen recuperada de “www.diarionorte.com”

Sin duda, el progreso del apartado fotográfico de los celulares dio saltos enormes en materia de tecnología. Hoy en día, ellos ofrecen una muestra de la enorme potencia que pueden llegar a tener estos aparatos dentro de la gran experiencia que nos regalan en todas las áreas. 

Quizá te puede interesar: Review: Samsung Galaxy A80, un gama media sorprendente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *