Descubre para qué sirve cada copa de vino y aprende normas de etiqueta

¿Crees que el sabor de una deliciosa bebida de uvas fermentadas cambia según donde la sirvas? Parece una locura, pero, rotundamente sí, esto influye en la copa de vino que uses. Si quieres deleitar a tus invitados con un rico merlot, chardonnay o una champaña es mejor que acudas a esta guía que te sacará de un gran apuro.

¡Sirve una copa de vino y disfruta del momento! 

¿Tienes una cena en casa en la que recibirás personas importantes en tu vida y quieres sorprenderlas con unos ricos platillosun vino para celebrar y pasar un momento agradable?

Tranquilo, no tendrás que preocuparte por la cristalería más adecuada porque en este instante descubrirás ese enigma que estaba enredándote la cabeza. Descubre los distintos tipos de copas.

Copas para vino tinto

Las más adecuadas son las burdeos y borgoña, la primera es alta y su tazón no es tan grande, en ella sirves los vinos con cuerpo como el Cabernet Sauvignon y también un buen Merlot, ya que hace que se dirija directamente a la parte posterior de la boca y así se maximiza su sabor.

Una copa de borgoña es para bebidas ligeras, por ejemplo, un clásico Pinot Noir sería perfecto. Su boquilla es baja, pero su tazón es anchoesto te permite llevar el vino a la punta de la lengua sin que se derrame y de paso puedes olerlo, así probar sus delicados sabores y descubrir varios detalles como qué tan añejo es.

Tipos de copas de vino
Imagen recuperada de “www.suareztoro.com”

Cava o champaña

La clásica copa de champaña es la que es estilo flauta, es de un diseño alargado para que el gas salga de forma espontánea, sin perder la fuerza original digna de esta bebida, además que si la sirves fría sería ideal y es la preferida de los consumidores. 

Otro gran beneficio de este tipo de utensilios es que permiten que el champagne que adquiriste muestre qué tanto grado de alcohol tiene con el olor, y la largura del tallo te permite cogerla sin interferir en su temperatura.

Vinos de jerez

Cómo te puedes dar cuenta, las copas de vino van variando según la especialidad de lo que hayas elegido, el jerez tiene una particularidad y es que su grado de oxidación de largo, lo que lo hace seco y con características sensoriales que encantan desde el primer sorbo.

Varían de color, unos son más pálidos, otros pasan del oro, marrón o ámbar. Justamente por estas razones se debe consumir en una copa pequeña, de cuello alargado de tallo corto y grueso.

Copa para vino blanco dulce

Los vinos blancos en su gran mayoría son dulces, suelen acompañarse con el postre, algunos catadores profesionales y chefs especialistas en este tipo de licores manifiestan que debe ser más dulce que el plato que se va a degustar, así se genera un equilibrio y el comensal no se hostiga con el dulzor.

Su copa es poco esbelta, pero si es algo chata, la parte donde la agarras es gruesa y su cuello bastante amplio.

Copa de vino blanco
Imagen recuperada de “www.alambique.com”

Rioja, Navarra o Terra Alta

También es un vino blanco de un sabor seco con un mayor volumen, el tallo es bien alto y una base es de estilo barrigona, el cuello es cilíndrico y se cierra en la parte de arriba. Esto es con el fin de que este licor controle cada uno de sus aromas para disfrutarlos cuando bebas lentamente.

Eso nunca se llena en exceso porque se ve mal y cambia completamente su sabor. Sirve una deliciosa copa con vino y disfruta de una rica cena con los utensilios adecuados.

Vino rosado y espumoso 

La copa para vino rosado es similar a la de champaña, pero su cáliz suele ser más alargado, ya que es un licor que también debe beberse frío y esto evita la subida de temperatura. Además, que te permite sentir las burbujas y sin duda deleitará el paladar de tus invitados y se dará por sentado de la calidad de la bebida.

Copa de vino seco
Imagen recuperada de “www.carlosserres.com”

¿Cómo elegir y servir una copa de vino?

Bien, ya sabes los diversos tipos de copas de vino ahora es necesario que tengas en cuenta ciertas características para que te conviertas en un gran anfitrión: 

  1. Utiliza copas incoloras de un vidrio fino y que sean delicadas.
  2. Evita llenar las copas hasta arriba, no lo hagas con ningún tipo de vino, solamente la mitad, primero es un acto súper mal visto de etiqueta y es ideal para que se guarden los aromas en la parte superior.
  3. Cógela siempre por el tallo, si tocas la copa la temperatura puede verse afectada.
  4. Cuando las laves, sécalas con un paño absorbente y guárdalas boca abajo para que no se almacenen malos olores.
Linio México

Quizás te pueda interesar: Día de San Patricio: Disfruta unas chelas y descubre el motivo de celebración

¿Te gustó el artículo? 1 estrella2 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *