Consejos para controlar el apetito y tener una vida sana

Comer y no llegar a sentirse satisfecho, es una de las razones por las cuales las personas fracasan al momento de realizar alguna dieta. Por eso, controlar el apetito se ha convertido en uno de los problemas principales para llevar una vida más sana. A largo plazo, el no saber qué hacer con esa sensación puede provocar un aumento de peso descontrolado.

Un estudio en la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, reveló que el controlar el apetito o la sensación de saciedad es importante para que las personas pierdan peso. Aun así, esto se ha visto influenciado por una hormona denominada leptina y por eso, es necesario consumir ciertos alimentos que ayuden a su control.

Controlar el apetito
Imagen recuperada de “misremedios.com”

Este mecanismo puede llegar a resultar mucho más completo de lo que se cree, ya que llegan a influir varios procesos hormonales y físicos. Primero, se envía una señal que proviene de las paredes del estómago, que se expanden hasta que se acomodan los alimentos ingeridos. Luego, los receptores nerviosos le “informan” al cerebro que ese espacio se encuentra completo y se comienza a producir ciertos cambios hormonales para producir la saciedad. 

Consejos para controlar el apetito eficazmente

Diferenciar entre el hambre y ansiedad

Una de las primeras razones por las cuales una persona fracasa cuando está empezando una dieta o un régimen alimenticio más sano, es confundir la necesidad de comer con el deseo de consumir algún dulce o antojo. Pero como muchos nutricionistas dicen, el cuerpo es sabio, ya que emite algunas señales para identificar estas diferencias y así controlar el apetito.

Primero, el hambre es una necesidad fisiológica, por lo que nuestro organismo buscará la manera de cubrir esta carencia de alguna manera, por lo general, consumiendo carbohidratos, grasas, proteínas entre otros grupos de alimentos. Por otra parte, existen muchos factores que pueden influir en el deseo de comer por ansiedad. Casi siempre ocurre por agentes externos como el olor, los sabores o el aspecto de la comida; asimismo, es normal sentir ganas de comer cuando se está pasando por algún cambio hormonal en el caso de las mujeres, o por alguna situación de estrés o nerviosismo.

Distinguir entre hambre y apetito
Imagen recuperada de “www.masmusculo.com”

Por eso, es importante identificar en cuál proceso se encuentra el organismo, ya que así no se pasará hambre innecesariamente y se aprenderá a comer. Todo se trata de saber qué alimentos ingerir para perder peso de una forma sana.

Organizar la alimentación

Para controlar el apetito de una forma eficaz, es importante planear las comidas que se realizarán a lo largo de todo el día. Lo recomendable, es que se tengan tres comidas principales y dos meriendas, si se realiza ejercicio, hay que considerar incluir una comida pre y post entrenamiento. Esto se suele realizar así porque cuando el organismo pasa mucho tiempo sin consumir algún alimento, las hipoglucemias, o los comúnmente llamados “bajones de azúcar” disparan una “alarma” al cerebro, lo que genera la sensación de hambre.

Organizar las comidas
Imagen recuperada de “www.soycarmin.com”

Para “compensar” rápidamente este llamado, las personas suelen consumir lo primero que encuentren o que les provoque. Por eso, entre cada comida debe haber un margen de tres a cuatro horas.

Tómate tu tiempo para comer

Hay que ingerir los alimentos despacio y sin distracciones, ya que esto permite estar consciente de cuanto se está consumiendo, lo que evita comer de más. Para empezar este proceso, es necesario masticar bien, intentando apreciar cada sabor de la comida; asimismo se debe tomar un vaso de agua con cada bocado, dejando también los cubiertos en la mesa cuando se esté masticando.

En cuanto a las distracciones, no hay que usar el teléfono celular o mirar la televisión durante la hora de la comida, porque acelera los procesos. Siempre hay que hacerlo sentado a la mesa porque permite concentrarse mejor en lo que se está haciendo.

Tomarse el tiempo para comer
Imagen recuperada de “www.exitos909.fm”

El problema con los carbohidratos

Hay que tener cuidado con el tipo de carbohidrato que se consume, ya que aquellos que son muy refinados, como los dulces, las harinas de trigos, entre otros, hacen que el cuerpo ansíe más azúcar, ya que se digieren más rápido que el resto de los alimentos haciendo que la glucosa en sangre disminuya, lo que, al cabo de unos minutos, producirá una sensación de hambre.

Por eso, es recomendable consumir alimentos altos en fibras y proteínas que ayuden a que el cuerpo se sacie y mantenga los niveles de azúcar en la sangre estables. Por eso, lo mejor es elegir la avena, el arroz integral, frutas o legumbres.

Hacer ejercicio

Puede parecer contraproducente, pero para controlar el apetito se recomienda realizar actividad física, ya sea algún tipo de cardio o un ejercicio de fuerza. Por otra parte, esto también ayuda a que el cuerpo libere el estrés y la ansiedad que se puedan generar durante el día laboral.

Se puede realizar ejercicio en casa, copiando alguna rutina de Internet o acudir a un gimnasio. También se puede salir a correr o empezar alguna disciplina, lo importante que se haga alguna actividad para ayudar al organismo a sentirse saciado y libre de estrés.

Realizar ejercicio
Imagen recuperada de “pixabay.com”

Omega 3

Consumir omega 3 se puede conseguir de distintos alimentos, como los pescados azules o los frutos secos. Es muy útil para controlar la ansiedad. Por eso, se debe incluir en alguna comida fuerte o en las meriendas. En caso de no poder consumirlo durante el día, siempre se puede optar por los suplementos alimenticios que lo contengan.

Para controlar el apetito se debe tener plena conciencia de lo que el cuerpo intenta comunicar. Perder peso, nunca se tratará de dejar de comer, sino de aprender a elegir mejor los alimentos y saber cuándo consumirlos.

Quizás te pueda interesar: ¿Cuáles son los alimentos que pueden acelerar el metabolismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *