Beneficios de la almohada de lactancia para la madre y el bebé

¿Te cuesta conciliar el sueño o dar con una posición adecuada al descansar? Entonces necesitas una almohada de lactancia, un accesorio que tiene varios usos y beneficios, no solo amamantas más fácilmente, sino que también podrás usarla al irte a dormir.

Descubre todo acerca de estos cojines maternales y siente cómo te cambia la vida desde el momento en que adquieres uno.

La almohada de lactancia ¡Un invento excepcional!

Un cojín de lactancia es uno de esos elementos que, desde que lo pruebas, lo amas por completo. Sin duda es un accesorio imprescindible en la etapa materna.

Estas almohadas están diseñadas para aportarte confort y, a la vez, apoyo al momento de amamantar al niño o darle su biberón. Además, en el embarazo es muy útil también, ya que te va a ayudar a descansar cómodamente.

Puede ser utilizado tanto por la madre, el padre y por el bebé, aportando numerosos beneficios para todos.

Conoce los tipos de almohadas para lactancia

En el mercado hallarás dos grandes clases de almohadas, por lo tanto, al momento de elegir cuál es la más adecuada para ti y tu bebé es necesario que tengas en cuenta para qué sirve cada una.

Sea cual sea la elegida, es recomendable que estén elaboradas de tejidos naturales con una buena transpirabilidad, ya que va a estar en contacto con la delicada piel de tu pequeñín. Así evitarás alergias o roces molestos. 

Almohada de lactancia tipos
Imagen recuperada de “www.unsplash.com”
  • Herradora o “U”

Está enfocada al bebé, te permite que en el momento en que lo estés alimentando lo sostengas de forma cómoda. D igual manera, el baby lo seguirá utilizando al crecer, incluso cuando ya empieces a darle su biberón, eso es lo excepcional de este artículo. Existen almohadas en forma de U que, entre su sistema de seguridad permite convertirlas en hamaca para ofrecer una experiencia aún más agradable.

¿De qué manera se usa? El cojín para embarazadas se debe introducir en la cintura por la parte abierta, lo ajustas a tu contorno y luego colocas al peque encima. Los hay de distintos tamaños y de dureza variable, ya dependerá de tus gustos. Elige lo que te haga sentir tranquila y creas mejor para tu hijx.

Algunos incorporan una zona más levantada que funciona de apoyacabezas del chiquitín. Son bastante versátiles y fáciles de llevar a cualquier lugar, es decir, la lactancia se convierte en un instante placentero cargado de amor y conexión.

  • Serpiente o alargadas

Estas almohadas de lactancia cuentan con una forma extendida. Muchas alcanzan hasta los dos metros de longitud. Es larga y abierta, con un relleno más blando en comparación al anterior. Esto le permite ser versátil y adaptable.

Debido a su tamaño es un poco difícil de transportar o de usar en cualquier lugar. Resultan muy útiles para que tu encuentres una posición cómoda al irte dormir si aún estás en período de gestación.

Beneficios de la lactancia materna almohada de lactancia
Imagen recuperada de “www.pinterest.mx/VTActualVE”

Beneficios y usos de estos magníficos accesorios

Estos cojines para embarazo funcionan de diferentes maneras. Conoce todas sus ventajas:

  • Al final del parto te sentirás más tranquila

Los cojines en forma de serpiente favorecen en gran medida tu reposo, sobre todo en los últimos meses antes de tu parto. Si presentas frecuentemente dificultad al acomodarte, este complemento es de utilidad máxima. Por ejemplo, dormir de medio lado ya será más fácil, tus piernas, caderas y espalda estarán relajadas.

Gracias a la adaptabilidad de estas almohadas de lactancia y a las zonas de apoyo adicionales podrás tener una postura confortable, lo que te va a permitir al final del día soñar mejor y contar con un descanso de mayor calidad. Además, si a esto le complementas un buen colchón ortopédico sumarás puntos a tu favor.

  • La alimentación es más cómoda para ti y tu hijx

La función principal de estas almohadas es ayudar a amamantar a tu bebé desde que nace, ya sea con lactancia materna o cuando ya tomes la decisión de darle biberón.

Es una creación espléndida que te permite alimentar al pequeño en una postura óptima para los dos, evitando la tensión en tu cuello, brazos, zona lumbar y la parte alta de la espalda.

  • Si tuviste cesárea es el complemento ideal

Otro de los beneficios de la almohada de lactancia es la mejoría de la presión sobre tu abdomen en caso de que el parto haya sido por cesárea. Alimentar al recién nacido no te va a generar dolor o incomodidad. También, en los ratos en los que lo sostienes en tu regazo sentirás un súper alivio con este cabecero. Indudablemente te encantará, será amor a primera vista.

  • ¿Mellizos o gemelos?

Si tuviste gemelos o mellizos y debes alimentarlos al mismo tiempo es el momento ideal para que los cojines de embarazo sean protagonistas.

Las que mejor funcionan son las alargadas, ya que sus dimensiones te ayudan a sostener a dos chiquitines de cada lado.

Almohada de lactancia
  • Tela extra suave para un mayor confort y diseño ergonómico.
  • Funda exterior removible para fácil lavado.
  • Ideal para dormir de lado, otorgando un soporte perfecto.
  • Es menos probable despertarse para cambiar de posición.
  • Mejora la calidad de sueño, lo que contribuye a tener una óptima salud general durante y después del parto.
Linio México
  • La mejor opción para sujetar a tu bebé

Al inicio, mantener a tu hijx dormido en largos periodos de tiempo es un ejercicio complejo y desgastante. En este caso, los cojines de lactancia son una espectacular idea. Se convierte en ese elemento que ayuda a tu bebé ofreciéndole un soporte adecuado para alargar su dormir.

  • Separas espacios

Levantarse a la madrugada para ir a amamantar es uno de los motivos principales de la depresión posparto. Sentirse incapacitada para brindar una atención adecuada o por no poder reposar bien se convierte en un pesar diario en algunas madres, por lo que la solución es alimentar al niño en la cama durante la noche.

La almohada de lactancia funciona como separador de los padres y el bebé. La finalidad de esto es evitar choques involuntarios y así tener una especie de frontera para evitar cualquier tipo de accidente.

Es más, cuando los niños son grandes y desean compartir lecho con sus papás, es posible acudir a estos accesorios.

  • Adiós a esos dolores de espalda

La etapa de embarazo es absolutamente bella, tu cuerpo sufre algunos cambios, sobre todo, al llegar el tercer mes. Encontrar una pose adecuada y cómoda al descansar se convierte para muchas mamitas en una misión imposible. Es aquí donde las almohadas de lactancia son de gran utilidad.

Colócalas bajo tu vientre cuando estés de costado, así mantienes la posición correcta de tu espalda. Además, son muy confortantes también en el resto de personas que tratan con el pequeño al nacer, ya que brindan al bebé el soporte adecuado y se evitan esos tortuosos dolores lumbares.

Recomendaciones al momento de adquirir una almohada para amamantar

Los especialistas recomiendan elegir modelos a los que puedas retirarles la funda para poder lavarlas.

Al ser un cojín que se utiliza varias veces todos los días es fácil que se ensucie con leche al alimentar al bebé, por lo que su lavado resultará más sencillo. Es posible, incluso, meterlo en la lavadora, usando jabones y enjuagues aptos en la piel del niño.

Como relleno, el mercado brinda dos opciones: las microperlas o la fibra de poliéster. La primera alternativa ofrece mayores ventajas por su ligereza, facilidad al amoldar la forma a cualquier superficie y la segunda tiene una agradable textura y calidad.

El elemento que te cambiará la vida como mamá/papá

A medida que tu embarazo va avanzando descubrirás la amplia oferta de complementos que facilitan la maternidad y crianza. Los cojines para amamantar son una muestra de ello, es un accesorio que puede tener diversas formas, longitudes y rellenos.

Está diseñado especialmente para que le des diferentes usos, todos pensados en tu confort. Es un artículo muy versátil, no solo se utiliza durante la alimentación, sino que también te será útil mientras estás embarazada, así evitarás los dolores en la zona media baja del cuerpo.

Además, cuando tu bebé sea un poquito más grande y empiece a mantenerse sentado, le servirá como soporte trasero y lateral. Una vez conozcas estas donas de lactancia no podrás vivir sin ellas.

Linio México

Quizás te pueda interesar: El colchón matrimonial que todos los mexicanos deben tener en casa

¿Te gustó el artículo? 1 estrella2 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

One Comment

  1. Pingback: Cuartos de bebé, los elementos más esenciales que debes tener

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *