Apnea del sueño: ¿Qué es y cómo lidiar con el trastorno?

Las horas de descanso durante la noche son cruciales para mantener un buen estado de salud. Tu cuerpo se recarga de energía y estimula el sistema inmunológico para la rutina del próximo día. Por eso, cuando existen trastornos como la apnea del sueño se comprometen los niveles de concentración, la capacidad de manejar el estrés y otras acciones básicas que te permiten rendir correctamente.

Apnea del sueño
Imagen recuperada de “www.freepik.es”

¿Qué es la apnea del sueño?

También conocida como apnea obstructiva del sueño (AOS), es un trastorno que produce la ausencia de respiración mientras se duerme. La interrupción de aire hacia los pulmones puede ser parcial o nula, y repetirse entre 30 o 50 veces por hora, sometiendo el cuerpo a niveles altos de estrés. 

Existen diferentes tipos de apneas:

  • Apnea central del sueño. (Poco común)
  • Apnea obstructiva del sueño. (Muy común)
  • Apnea del sueño mixta. (Poco común)

De los diferentes tipos, la apnea obstructiva es la más común de todas, ya que los pacientes dejan de respirar por bloqueos en la garganta o nariz. Estos pueden estar relacionados a la estructura ósea de la nariz y mandíbula, relajación excesiva de los músculos del cuello o vías respiratorias muy estrechas. 

¿Es común la apnea del sueño en niños? 

Sí, es posible que tu hijo pueda sufrir apnea infantil. Sin embargo, los síntomas suelen ser diferentes ya que pueden mostrar cambios en su conducta y complicaciones en el desarrollo cognitivo. Por eso, lo más recomendable es consultar al médico para que realice los estudios necesarios. 

Síntomas más comunes 

Dolor de cabeza
Imagen recuperada de “www.freepik.es”

Los síntomas más comunes que puede presentar una persona son: 

  • Ronquidos y jadeos mientras duerme. 
  • Cansancio luego de largas horas de sueño. 
  • Depresión.
  • Dificultad para concentrarse en tareas básicas. 
  • Pérdida de memoria. 
  • Dolores de cabeza por las mañanas. 

Existen otros síntomas menos comunes que han sido relacionados al trastorno como: 

  • Palpitaciones. 
  • Desmayos.
  • Irritabilidad de manera frecuente. 
  • Ansiedad.

Por lo general, los síntomas pueden ser confusos para las personas que sufren el trastorno, incluso son asociadas a otras enfermedades, por ello, si tienes sospechas sobre la AOS es importante buscar ayuda profesional que permita dar con un resultado certero. 

¿Cómo lidiar con la apnea del sueño?

Perder peso

ejercicios cardiovasculares
Imagen recuperada de “www.freepik.es”

La obesidad está relacionada a la apnea del sueño, por tal razón, es importante quitarse esos kilos de más que puedan estar disminuyendo tu calidad de vida.

Lo recomendable es iniciar con una rutina de ejercicios cardiovasculares con trotadoras eléctricas, bicicletas de spinning o actividades de bajo impacto como saltar la cuerda. Al mismo tiempo, cambiar hábitos alimenticios para incluir comidas saludables con más vegetales, frutas y proteínas. 

Cuidar de tu compañero de sueño 

Uno de los síntomas más comunes son los ronquidos, ruido molesto que puede interrumpir el sueño de tu pareja de manera repetida durante la noche. Una manera de lidiar con esto mientras calmas tus apneas es adquirir tapones para los oídos

De esta manera estarás garantizando que tu pareja o familiares no interrumpan el sueño profundo y logre descansar de manera correcta. 

Dormir de lado, nunca sobre la espalda

clínica del sueño
Imagen recuperada de “www.freepik.es”

Conciliar el sueño de espalda puede provocar una obstrucción en la garganta y vías respiratorias. Lo mejor es hacerlo de lado o boca abajo, de esta manera también podrás disminuir la intensidad de los ronquidos. 

Si estás acostumbrado a dormir boca arriba durante la noche, la mejor opción es comprar almohadas ortopédicas para colocarlas abrazarlas o colocarlas a tus laterales, así podrás mantener la postura correctamente. 

Dispositivos nasales y bucales

Para los casos de apnea obstructiva del sueño leve o moderado existen algunas opciones que pueden aliviar los síntomas antes de recurrir a un procedimiento quirúrgico. 

  • Clips para la nariz: Estos son dilatadores nasales que mejoran el flujo de aire para respirar con mayor facilidad mientras duermes. Están elaborados con materiales cómodos y lavables para una correcta higiene. 
  • Boquillas: Estos dispositivos orales están diseñados para algunos tipos de apneas, mantienen la lengua en una posición adecuada para que no bloquee la garganta durante la hora del sueño. Puedes optar por una boquilla genérica o acudir al odontólogo para que moldeen una muestra exacta con el molde de tu dentadura. 

Estas son algunas indicaciones que puedes tomar en cuenta para lidiar con el trastorno y mejorar los síntomas leves. Es importante contar con la opinión de un médico profesional en el área ya que cada paciente requiere de tratamientos especiales, incluso más agresivos. 

Datos curiosos

  • La mayoría de las personas desconocen que tienen apnea del sueño. 
  • Afecta mayormente a los hombres. 
  • El consumo excesivo de alcohol puede empeorar los síntomas. 
  • No todas las personas que roncan tienen AOS. 
  • En la clínica del ronquido o clínica del sueño pueden brindar tratamientos para la apnea. 
  • Los pacientes pueden desarrollar enfermedades como la hipertensión arterial. 

Aun cuando se trate de un trastorno leve, es necesario prestar atención a cada detalle, la falta de sueño y el mal dormir pueden generar graves consecuencias en el cuerpo a corto, mediano y largo plazo. 

¿Tienes algún síntoma? Cuéntanos cuáles son tus dudas. 

Quizás te puede interesar: Bicicletas de spinning: Todos los beneficios que tienen sus ejercicios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *