Té Matcha: recetas y usos por lo que se volvió tan popular

El Té Matcha parece ser una de las bebidas que está encantando el paladar de los millennials. Su vistoso color verde, tiñe todo lo que toca, por lo que da un nuevo aire a las comidas a las que se le agrega. Pero entonces, ¿de dónde viene?

Proviene de Japón y se usa en la ceremonia tradicional del té. Por sus caracteres en japonés, se traduce como “Té Frotado“. De la familia de las infusiones Verdes, el Matcha viene en una presentación en polvo, el cual resulta de la cosecha de las hojas del té verde tradicional. El proceso con el cual obtienen el producto final es lo que le da ese color tan característico. Además de que ayuda a incrementar la producción de aminoácidos, lo que provoca que se tenga un sabor un poco más dulce.

ceremonia tradicional del te

En la ceremonia tradicional, se prepara colocando el té en un recipiente especial y con unas varillas hechas de bambú, que se conocen como Chasen, se comienza a batir rápidamente hasta que se consigue una textura espumosa en la superficie. Los japoneses suelen tomarlo sin acompañamientos, pero si desean darle otro toque, se puede preparar un Matcha latte, al cual le añaden leche emulando el famoso Latte, y se acompaña de un dulce wagashi.

¿Qué hace tan famoso al Té Matcha?

Esta bebida llega a destacar por su gran concentración de antioxidantes, las cuales llegan a ser 10 veces más que la de la bebida verde normal. Además, posee también una alta concentración de vitaminas y minerales que se obtienen debido a que se consume la hoja entera pulverizada.

Las catequinas tienen una fuerte presencia en el Matcha, además se encargan de proteger a las células del estrés y al cuerpo de los radicales libres. También, posee EGCG, el cual es un drenante natural, ayuda a depurar el organismo y eliminar los excesos de colesterol y triglicéridos, mejorando así la salud cardiovascular. Entre los minerales, destaca el zinc, selenio y magnesio, los cuales aumentan las defensas del organismo actuando como antioxidantes.

Matcha Latte

Matcha Latte

Pero el beneficio que ha llegado a encantar a todos, es que puede ser capaz de sustituir completamente al café. Eso sí, de una forma sana. Esto se debe a que el Té Matcha, posee L-teanina, la cual aumenta la concentración y la memoria. Pero a pesar de que el café también la posee, este suele poner a la gente más nerviosa. En cambio, el Té Matcha, es capaz de aumentar la calma de la persona, reduciendo al mínimo la sensación de nerviosismo y estrés. También, disminuye la frecuencia cardíaca.

Pero ¿todos lo pueden tomar? Por supuesto que sí. Para los diabéticos representan una opción saludable, ya que no altera los niveles de insulina y azúcar. Pero como siempre, no hay que excederse en su uso y limitar su consumo a las primeras horas del día, ya que, de noche, puede generar insomnio.

Recetas sencillas para hacer con Té Matcha

Aunque no lo parezca, hacer alguna receta con este ingrediente es muy sencillo. Tanto así, que la mayoría de las preparaciones que se hacen normalmente con cacao, puede ser sustituido por el Matcha. El más famoso, se nombró anteriormente, Latte Matcha. La cual se logra calentando en una olla ¾ de tazas de leche, que puede ser de almendras para una opción más sana. Luego se agrega una cucharadita de Té Matcha y se comienza a batir lentamente hasta formar la espuma y ¡listo!

Para darle un nuevo toque, se le puede añadir helado de vainilla. Esto ayuda a lograr una textura más cremosa. Por otro lado, se puede saltar el paso de calentar la leche y colocar en una licuadora las mismas cantidades que se mencionaron anteriormente. Un toque de esencia de vainilla, helado de vainilla o hielo pueden crear un cremoso batido de Té Matcha.

Batido de Matcha y helado

Batido de Matcha y helado

Otra forma de probar el Té Matcha es haciendo una crema y usarla en distintos platos. Para esto se necesita una taza de avellanas, leche de avena, aceite de coco, agave y matcha. Las avellanas irán al horno por 10 minutos a 175 °C y cuando estén listas, se procesan en la licuadora y se mezclan con la leche, el Matcha y el resto de los ingredientes. Se debe seguir batiendo hasta que se consiga una consistencia homogénea. Esta mezcla se puede utilizar para rellenar galletas, combinar con helado o rellenar algún pastel.

Profiterol relleno de crema de matcha

Profiterol relleno de crema de matcha

También se puede preparar crepas de matcha y panecakes. Para ello se debe seguir justamente la misma receta con la que se prepararía una crepa normal: 5 gr de Té Matcha, 350 ml de leche, 2 huevos, 45 gr de azúcar y 120 gr de harina. En un recipiente se mezcla primero la harina, el azúcar y el té; luego se le agrega los huevos y se continúa batiendo. Por último, se agrega la leche poco a poco y se bate todo hasta integrar. En una sartén, se coloca una capa fina de la mezcla y se cocina hasta que dore. Se puede acompañar con chocolate, frutas picadas y crema pastelera.

Pancake de matcha

Pancake de Matcha

El Té Matcha ha causado furor en todo el mundo, no solo por sus múltiples beneficios, sino que su vistoso color verde y su versatilidad a la hora de preparar distintos postres, ha maravillado a todo aquel que lo prueba.

Te puede interesarPostres sencillos: recetas fáciles sin horno para compartir

Imágenes:

https://pixabay.com/es/matcha-el-poder-japon%C3%A9s-ingrediente-2356774./.
https://pixabay.com/es/t%C3%A9-verde-matcha-latt%C3%A9-coraz%C3%B3n-2683990./.
https://saborgourmet.-com/11-maneras-de-utilizar-el-te-verde-matcha.
https://www.hogarmania.com/cocina/recetas/postres/201609/matcha-latte-verde-leche-33777.htm.l
https://daylambanh.edu.vn/cong-thuc-lam-banh/banh-au/banh-pancake-tra-xanh-thom-ngon-hap-da.n

2 Comments

  1. Pingback: Propiedades del té negro: una bebida llena de antioxidantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *