Niños superdotados: Consejos para una crianza feliz

La crianza es una de las responsabilidades más importantes que asumen los padres desde que llega un bebé a la familia. Tradicionalmente puede ser un acto difícil de asumir durante los primeros años de vida, sin embargo, cuando se trata de niños superdotados, el compromiso es mayor.

Los infantes superdotados se diferencian de los niños promedios gracias a su alta capacidad intelectual que les permite aprender procesos complejos y desarrollar habilidades sin esfuerzo personal. Por eso, hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de inteligencia y que cada niño la desarrolla a su manera. De esta forma, se puede encontrar pequeños que tienen la capacidad de aprender y realizar operaciones matemáticas con facilidad, pero al momento de desarrollar sus habilidades artísticas, no sucede lo mismo.

Niño de alta capacidad intelectual

Por otra parte, se encuentran los niños con inteligencia múltiple, que manifiestan cualidades para el aprendizaje académico, destreza verbal, razonamiento lógico y otras cualidades que un infante de su misma edad no podría desarrollar.

“Los niños alcanzan bastante antes la pubertad, por ejemplo. También son personas perfeccionistas, que dan mucha importancia a la justicia, altamente sensibles, procastinadoras (que dejan las tareas para más adelante, es decir, las posponen) y con un sentido de la estética muy elevado. Además, suelen tener manías o fijaciones con la limpieza, las enfermedades u otras cuestiones que, a veces, se confunden con un trastorno obsesivo compulsivo”, comenta, Isabel Ancillo, psicóloga especializada en altas capacidades.

Además de estas características, los niños superdotados son curiosos insaciables que adoptan conductas desafiantes y requieren de mayor atención por parte de sus padres para atender sus necesidades.

Consejos de crianza para niños superdotados

Evitar las etiquetas y comparaciones

Como padres, es común que le coloquen etiquetas a la inteligencia de los pequeños, sin embargo, este es un acto que genera consecuencias en su conducta. Por ello, es necesario evitar los calificativos que lo hagan sentir distinto al resto.

¿Por qué? Cuando a un niño se le etiqueta de “muy inteligente”, “superdotado” o “el mejor”, nace el miedo a cometer errores y decepcionar las expectativas de los padres. Asimismo, pueden desarrollar sentimientos de frustración en situaciones desfavorables en las que no sepan qué hacer con su capacidad intelectual.

Por otra parte, es recomendable dejar de lado las comparaciones entre hermanos o amistades, ya que ello puede alterar la convivencia entre los mismos, incluyendo la relación con los progenitores.

Brindar herramientas

Los niños superdotados son individuos curiosos que desean explorar mucho más su entorno de una manera exigente. Por ello, es aconsejable crear rutinas académicas que se adapten a su nivel de aprendizaje.

Por ejemplo: Si un infante de 5 años demuestra habilidades numéricas avanzadas para su edad, los padres o tutores no se deben conformar con los libros convencionales de matemática inicial. En cambio, se pueden ofrecer guías de mayor complejidad para que el pequeño no sienta frustración durante al aprendizaje.

Cuando se encuentre en la etapa del aprendizaje escolar, se recomienda brindar múltiples fuentes de información que le permitan explorar a profundidad cada uno de los temas aprendidos en el día. Para ellos, esto se traduce en satisfacción personal.

Esta es una de las características más provechosas para los padres, ya que se pueden planificar visitas a museos artísticos, obras de teatros o galerías que exponen las teorías del universo sin que ellos se aburran. Todo dependerá de las preferencias de cada niño.

Educarlos con el uso de dispositivos inteligentes es una práctica positiva que les permitirá sacar el mayor provecho de innovaciones tecnológicas, así pueden descubrir un mundo de información por sí mismos.

Incluir actividades en su rutina diaria

Juegos para niños superdotados

Los niños superdotados son hiperactivos, pasan gran parte del día movilizándose por su entorno y es extraño cuando se mantienen en un solo lugar por un tiempo prologando. Para aprovechar su energía, se recomienda agendar actividades físicas con deportes de interés y excursiones al aire libre que les permitan aprender de la naturaleza.

La tecnología es el aliado perfecto para los infantes con altas capacidades, entre ellos, se encuentran las cámaras fotográficas. Así que, estudiar fotografía es una opción práctica que les permite explotar su creatividad.

Por otro lado, para desarrollar algunas aptitudes, es recomendable que se les haga una propuesta para realizar experimentos en casa. Los niños de alta capacidad intelectual son autocríticos, trabajando a diario para superarse y este sería el plan perfecto.

Una vez que se realicen los diferentes planteamientos, los padres serán los encargados de aprobarlo e incentivar la culminación del mismo. Esto hará que desarrolle su imaginación y se plantee metas personales a corto plazo.

Por último, no puede quedar de lado el hecho de que, a pesar de su inteligencia, siguen siendo niños que desean divertirse y encontrar actividades entretenidas. Para ello, incluye en su rutina juegos de destreza y habilidad mental como el ajedrez.

Estabilizar sus emociones

Desde el primer día de vida, los padres deben asegurar la estabilidad emocional de los niños superdotados. Este es un punto de importancia ya que, estos pequeños son más sensibles que el resto; tienden a ser individualista y, en el intento de ser aceptados y entender sus capacidades, se frustran y pueden llegar hasta deprimirse.

En este momento, además de necesitar la comprensión de sus progenitores, los infantes de altas capacidades requieren de ayuda de profesionales en la materia, que les brinde las herramientas para controlar sus emociones intensas.

Requieren instrucciones precisas para entender por qué tienen intereses diferentes a los de sus compañeros de clases, qué hacer cuando un pequeño de su misma edad no entiende su vocabulario, cómo sobrellevar posibles burlas, críticas del entorno o cualquier circunstancia que pueda afectar su estabilidad emocional.

Crianza con amor

Padre e hijo

Padre e hijo

La última recomendación para los padres de niños superdotados es la crianza con amor. Aunque se trata de niños inteligentes con múltiples habilidades, su desarrollo físico y emocional se mantiene en el promedio, por ello, estos pequeños suelen ser sensibles ante cualquier situación en la que se sientan vulnerables.

Al ser una experiencia nueva y diferente, es común que los padres se sientan confundidos y también necesiten ayuda para estar saludables y en las condiciones adecuadas para sus hijos. ¿Cómo hacerlo? La primera opción es la lectura del desarrollo personal y, en caso de no ser suficiente, como segunda opción están las consultas con profesionales, como los psicólogos infantiles.

Para lograr un equilibrio entre la crianza y una convivencia saludable, la principal tarea de los padres es conocer a sus hijos y descubrir cuáles son los estímulos que los hace sentir cómodos. Este es un compromiso que requiere de paciencia, así que, mientras se mantenga un ambiente de empatía, brinde ayuda educativa y atención emocional, la crianza para niños de alta capacidad será más sencilla y exitosa.

Quizás te puede interesar: Juegos para entretener y educar

Imágenes:
http//qestudiarenlau.com/wp-content/uploads/2016/06/NinosSuperdotados02.jpg
https//www.studentspartners.com/sites/default/files/padres-e-hijos.jpg
https//pixabay.com/es/juegos-ni%C3%B1os-ni%C3%B1o-chica-juguetes-2801332/

One Comment

  1. Pingback: ¿Cuáles son las tareas del hogar para niños según su edad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *