Menstruación sostenible: una nueva manera de vivir tu periodo

Durante gran parte de su vida, las mujeres deben convivir durante aproximadamente cincos días con su periodo. Pero lo que casi nadie sabe, es lo que hay detrás de ese tiempo que transcurre. No todo es dolor y toallas sanitarias; eso es justamente lo que intenta probar la menstruación sostenible, una forma de abrazar y aceptar este ciclo con una actitud positiva y con productos que no sean dañinos para su cuerpo o el planeta.

Está demostrado que una mujer puede generar un promedio de 100 kilos de basura desde que ocurre su primer periodo hasta la menopausia. Pero estos aspectos prácticos no son lo único que acompaña el ciclo menstrual. Muchas mujeres suelen creer que solo el sangrar forma parte del periodo, sin tener en cuenta que, durante ese mes, ocurren otras tres etapas que hay que considerar.

En esto se centra la menstruación sostenible: encontrar métodos que sean amigables con el planeta y con el bolsillo de las mujeres, ya que en muchos países las compresas y tampones poseen IVA. Aunque también busca brindar alternativas naturales para no tener que padecer los molestos dolores premenstruales.

Periodo menstrual

Tips para tener una menstruación sostenible

Existen cinco puntos importantes en los que se basa la menstruación sostenible. Son pequeños cambios que pueden hacerse durante el periodo o antes, que ayudarán al cuerpo a adaptarse mejor a los cambios por los que tiene que pasar.

Copa menstrual

Durante la adolescencia, a las chicas se les suele enseñar que existen básicamente dos métodos para contener el sangrado durante el periodo. Uno de ellos son las toallas sanitarias o compresas; el otro son los tampones. Pero muy pocas chicas han oído hablar de la copa menstrual.

Un instrumento que tuvo su primera patente en 1937 por la estadounidense Leona W. Chalmers. En principio era un recipiente que estaba fabricado con caucho vulcanizado. Luego de que las ventas de la misma se dispararan, no se volvió a saber más de ella hasta el año 2000, cuando se realizó la primera copa hecha de silicona.

Copa menstrual

Copa menstrual

La copa menstrual actual, está fabricada en silicona médica hipoalergénica; lo que permite que se puede reutilizar por más de 10 años. Luego de su uso, solo será necesario esterilizarla en agua caliente por 5 minutos. Además, no es dañina para la piel ni cambia el pH, convirtiéndose en uno de los métodos más ecológicos con el planeta.

Toallas sanitarias de tela

Antes de la llegada de las toallas sanitarias, las abuelas posiblemente habrán utilizado toallas sanitarias de tela. Con todo lo que conllevó la industrialización, el proceso de las toallas de telas quedo en el olvido; pero este antiguo método de la sociedad se convirtieron en una renta mensual para las mujeres, las cuales se ven obligadas todos los meses a gastar dinero para “esconder” un proceso que es normal para su cuerpo.

Toallas sanitarias de tela

Toallas sanitarias de tela

Con esto, no se quiere decir que las toallas convencionales sean malas o no se deban usar, pero como se dijo en un principio, al final del día, generan más de 100 kilos de basura durante un promedio de 30 años. En cambio, las toallas de tela están elaboradas en algodón ecológico, por lo que no tienen tintes o químicos que dañen la piel.

Su vida útil varía entre los dos y los tres años. Se deben lavar como se lava la ropa normalmente; si se desea puede hacerse por separado. Algunos incluso recomiendan usar agua caliente.

Ropa interior para la menstruación

En España se conoce como “bragas para la menstruación” y se han convertido en uno de los nuevos métodos nuevos para tener una menstruación sostenible. Están elaboradas en un tejido especial para que no se necesite llevar nada más. El diseño de estas pantys muchas veces se hace por capa tomando en cuenta que la primera es de algodón, la cual está en contacto con piel de la zona genital.

Ropa interior para la menstruación

Ropa interior para la menstruación

Una segunda capa es diseñada con un tejido técnico que llega a absorber muy bien el flujo además es antibacteriano y transpirable. Por último, la capa exterior, se compone de una tela elástica que es muy vistosa y se puede confundir con una prenda de ropa interior cualquiera.

Son muy cómodas de llevar, ya que no poseen gomas y su tejido es muy fino. Además, esta diseñadas para recoger el flujo en esos días fuertes. Se puede combinar con la copa menstrual para garantizar mayor protección. Al igual que las tollas de tela, tienen una vida útil de dos o tres años, dependiendo de su uso.

Free bleeding

Un método que se ha llegado a considerar muy extremo es el Free Bleeding o “sangrado libre”. Muchas mujeres que lo practican no usan ningún tipo de producto de higiene femenina durante sus periodos, ya que aprendieron a controlar sus esfínteres para soltar el flujo menstrual cuando van al baño.

Durante el Maratón de Londres en 2014, la corredora Kiran Gandhi, fue la primera mujer en practicar este método sin darse cuenta de lo que más adelante llegaría a significar para las mujeres. Ella expresa que el mensaje que buscaba dar no era que se practicara este método, sino que se utilizara la sangre como un elemento simbólico.

Free bleeding

Free bleeding

Una versión parecida a los ejercicios de Kegel se utiliza para controlar el flujo menstrual. Se busca entrenar el músculo de pubocoxígeno provocando algunas contracciones; esto ayudará a fortalecer el suelo pélvico. Una vez que se logra esto, será mucho más sencillo lograr aguantar el flujo del periodo y soltarlo cuando se vaya al baño.

¡Aprende a convivir con tu ciclo menstrual!

Para ninguna mujer es un secreto que la menstruación varía cada mes. Entre cambios hormonales y los molestos dolores, muchas no quieren salir de sus casas. Pero lo cierto es, que se debe aprender a convivir con cada etapa de este ciclo; no solo cuando llega, sino también con las otras tres etapas que lo conforman.

Este última recomendación de la menstruación sostenible se divide en varias facetas. La primera de ella se centra en cuidar la alimentación cuando se está menstruando. Existen alimentos que son inflamatorios y cuando una mujer se encuentra en este proceso, las mucosas y el útero se inflaman, por esta razón se debe evitar aquellos productos que lleguen a ocasionar este efecto, tal es el caso de los lácteos y los granos.

Aprender a convivir con la menstruación

Aprender a convivir con la menstruación

Por otro lado, se pueden incorporar a la dieta infusiones y bebidas calientes que ayuden a la musculatura del vientre a desinflamarse. Durante esos días, se puede consumir una infusión calmante, mejor si es de frutos rojos o algún té que contenga escaramujo, caléndula, hinojo o hibisco; ya que ayudarán a que la sangre fluya mejor.

Por último, en la menstruación sostenible, como se ha dicho en varias oportunidades, alientan a las mujeres a abrazar y aceptar todas las partes que componen su ciclo menstrual; de esta forma se le puede sacar el mayor provecho.

El ciclo menstrual es un proceso hermoso, que no debe ser censurado por la sociedad, ni mucho menos se debe esconder. La menstruación sostenible, les brinda a las mujeres la oportunidad de ser ellas mismas y usar métodos que sean más amigables con el planeta.

Quizá te pueda interesar: Propiedades del té negro: una bebida llena de antioxidantes

Imágenes:
https//pixabay.com/es/vientre-coraz%C3%B3n-intestino-las-manos-3186730/
https//pousta.com/cronica-copa-menstrual/
http:/ecosostenible.org/menstruacion-sostenible/
https:/pixabay.com/es/balc%C3%B3n-persona-de-pie-sol-mujer-1834990/
http//pixabay.com/es/felicidad-alegr%C3%ADa-aire-puro-1866081/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *