Lavavajillas en casa ¿sí o no?

Aunque para muchas personas puede parecer un lujo, un lavavajillas en casa es una de las mejores decisiones que se pueden tomar para completar los electrodomésticos de la cocina y poder liberarse de la tarea de lavar, enjabonar, y secar trastes.  

Antes que nada, las lavavajillas son constantemente utilizados en restaurantes, hospitales y en la mayoría de los hoteles. La razón de que sean tan famosos, es que su funcionamiento interno asegura que todas las bacterias son eliminadas de manera eficaz 

Muchas personas quedan encantadas con su rápida función y el excelente resultado que se puede comprobar por medio del olor, la vista y el tacto. Es cierto que los platos limpios rechinan 

Funcionamiento

Los lavavajillas utilizan agua a altas temperaturas, normalmente ente 50 y 70 grados. Esto en un primer contacto, ayuda a quitar la grasa de superficies difíciles. Para que los resultados sean los requeridos, lo mejor es adquirir un detergente especializado en limpieza que funcione adecuadamente con agua a alta presión. Ya en este proceso, los gérmenes, suciedad y mugre comienzan a ceder, por lo que se garantiza una limpieza profunda.  

Una vez que comienza el ciclo de lavado, el agua comienza a llegar a la vajilla de distintas direcciones, y los motores de la parte inferior provocan que el detergente llegue a todas las esquinas, realizando un ejercicio de poner y quitar, una vez que han sido enjabonados los platos, el siguiente paso es retirar el exceso con líquido aún más caliente. Cuando termina este paso y el agua poco a poco se vacía logrando que el vapor asegure la muerte de cualquier bacteria.  

Dependiendo el modelo, se tienen diferentes ciclos de lavado, programas y niveles de agua. Estos elementos modifican la rapidez y la eficiencia con que los trastes queden impecables.  

Lavavajillas en casa ¿sí o no? 

Es una pregunta que muchos pueden hacerse. No están 100% convencidos de adquirir un electrodoméstico que al parecer en lugar de ser una ventaja, resta espacio y gasta mucha agua. La realidad es que en la actualidad se ha procurado que estas máquinas sean lo más ahorradoras posibles, por lo que, si se aprovecha la totalidad de su espacio, puede ahorrar más agua que una persona que lave trastes varias veces al día.  

El tamaño del electrodoméstico es otro de los aspectos que ha mejorado considerablemente a lo largo de su historia. Los lavavajillas que existen ahora pueden ser adaptados con facilidad a espacios reducidos, incluyendo departamentos y cocinas integrales. Es necesario que se tenga una conexión a la toma de agua, por lo que se acostumbra a colocarla junto a las tarjas 

Para responder a la pregunta de ¿sí o no? Lo más adecuado sería plantearse cuantos servicios se necesitan lavar al día, y si hay tiempo para hacerlo. Lo mejor de estos aparatos, es que una vez llenos, sus ciclos comienzan, y a la par se puede ensuciar más vajilla, la cual será inmediatamente tratada cuando terminen los trastes anteriores.  

En resumen, utilizar este electrodoméstico puede facilitar mucho la vida de las familias con hijos y las personas que se encuentran fuera de casa todo el día.  

También pueden lavar (en ciclos delicados), copas de cristal, vajilla fina, ollas y sartenes, todo puede meterse dentro, pero para hacerlo se tiene que tener cuidado para acomodar todo de forma que el agua no lo desestabilice y pueda llegar a romperse.  

Ventajas de tener un lavavajillas en casa 

  • Es sencilla de usar, solo requiere acomodar correctamente los trastes, cubiertos, vasos y ollas. 
  • Tiene protecciones especiales para niños, para que no haya miedo de quemaduras por el agua caliente. 
  • Existen diferentes modelos, con diferente tamaño y al precio que se adaptan a cada necesidad.  
  • Se pueden utilizar una vez al día cuando se encuentre completamente llena, lo que reduce desperdicio de agua y trabajo de varias horas. 
  • La cocina siempre lucirá impecable ya que los trastes sucios estarán almacenados ya sea en sus estantes o en las rejillas del lavavajillas. 
  • Es ideal para utilizar después de reuniones con mucha gente. 
  • Sus materiales son duraderos, y resistentes. Con el mantenimiento adecuado puede durar muchos años.  

Es importante recalcar que para que todo el lavado sea exitoso, es importante retirar los restos de comida que puede tener un plato. Se puede hacer en seco o con agua, pero lo más recomendado es quitarlo con un cepillo de trastes largo para evitar desperdiciar líquido de más.  

Tener un lavavajillas en casa ha ayudado a muchas personas a reducir tiempo en la cocina; poder cocinar y comer sin preocupaciones. A diferencia de otros electrodomésticos, este puede ser opcional en el hogar, pero cada persona que ha hecho la prueba comprueba que es un aparato que debería ser fundamental.  

 

Te podría interesar: REVIEW: Lavasecadora Add Wash Samsung 

Imágenes:
http://blogsenesant2000.es/wp-content/uploads/2016/07/7042594_l.jpg
http://www.ddecoracion.com/cocinas/donde-situar-el-lavavajillas/   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *