5 herramientas para hacer galletas de otoño

La repostería puede disfrutarse durante todo el año, pero las estaciones más frías, traen consigo un dulce aire de postres. Las galletas de otoño tienen una combinación de elementos especiales que las hacen inigualables en el paladar.

Al hablar de hornear, a muchas personas puede venirles a la mente un proceso tedioso y con muchos platos sucios. Para otros, significa un verdadero placer comenzar desde cero una receta y lograr creaciones divinas. Cualquiera que sea el caso, contar con las herramientas adecuadas siempre facilitarán la vida, ya sea por su funcionalidad o su diseño.

Todo repostero que se respete debe tener en su cocina: moldes antiadherentes, una batidora con un poderoso motor, tazas medidoras, rodillos, moldes, cortadores, tapetes para hornear, entre otros. Todos estos elementos son los básicos para poder realizar cualquier postre que requiera cocción en horno.

Al hablar de galletas de otoño, las reglas se alteran un poco, ya que, en principio, los sabores básicos son sustituidos por especias características de la temporada, como la canela, el clavo, el comino, el anís o la nuez moscada. Otra ventaja de este tipo de postres es que, la temática puede tener muchas vertientes, como el Halloween, el cambio en la naturaleza o los mismos colores naranjas.

¿Cómo darle un twist a las creaciones, y poder tener hermosas piezas dignas de subirse en una página gourmet? La clave está en no temer a conseguir artículos de repostería poco convencionales y que le dan un efecto profesional con poco esfuerzo. Esta lista está cimentada en objetos que ayudan a tener una decoración 100% artística.

5 herramientas para hacer galletas de otoño

1. Aerógrafo de Aerosol

Los fanáticos de los programas de postres reconocerán este aparato en seguida. La pintura difuminada y con efecto “óleo” puede ser ideal para hacer galletas de otoño. Esta herramienta será el mejor aleado para lograr un efecto uniforme en cuanto al glaseado y decorado. Para que funcione no se necesita ser artista, únicamente leyendo el instructivo y preparando una buena cobertura, este aerógrafo en aerosol puede hacer su magia.

2. Pinturas metálicas

De entre todas las estaciones, los colores del otoño son especiales por su agresivo cambio de tonalidades. Los naranjas, cafés, rojos y morados dominan por completo estos tres meses. Al acentuar las galletas con detalles metálicos, se convierten de simples pedazos de harina cocida a un verdadero manjar para la vista. Estos destellos pueden ser uniformes, en un patrón o simplemente acentuando alguna figura. La idea es dar un acento visual que resalte sobre un bloque.

3. Moldes especiales

La base de cualquier galleta es su figura. Aunque la tradicional forma redonda funciona para distintas creaciones, los moldes de la estación, especialmente los de Halloween dan cuerpo a una grandiosa repostería de la época. Estos son base para continuar con el proceso y utilizar todas las demás herramientas correctamente. Obviamente los fantasmas, calabazas, hojas secas, murciélagos y monstruos serán los favoritos de la temporada.

4. Mini kit de Fondant para galletas

Aunque su uso es más común en pasteles, el fondant se ha expandido al mundo de las galletas de otoño. Para que sea de verdad exitoso, el material se tendrá que trabajar de distinta forma para que se adapte a la consistencia según la receta que se elija. Para comenzar, será necesario contar con herramientas adecuadas para utilizarlo como decoración en las galletas. Si se busca poner detalles 3D o con relieves especiales, este es el camino que hay que seguir.

5. Exhibidores espectaculares

¿Qué es de un buen trabajo si no se expone? Los exhibidores darán la presentación final a las dulces creaciones. Pueden ser desde un plato blanco hasta una torre de varios pisos. Estos son algunos consejos para mejorar la exposición de las galletas de otoño:

  • Colocar cada galleta individualmente en una bolsa.
  • Acomodar uno por uno los productos en el lugar donde se mostrarán (esto para evitar amontonarlos sin sentido).
  • Conseguir un platón que combine los colores utilizados en la decoración de las galletas, si se monta una mesa de dulces, los manteles también juegan un papel importante en las tonalidades.
  • No olvidar darles un toque personal a los empaques; ya sea con un pedazo de listón, una etiqueta o una inscripción a plumón.
  • Cuidar que todas las piezas estén “mirando” hacia el mismo lado, y que no haya peligro de volterse.

 

Con un poco de imaginación, las galletas de otoño pueden convertirse en verdaderas obras de arte que todo el mundo pensará dos veces antes de comerse. La repostería es un gusto que va adquiriendo más retos cuando se dominan los principales niveles. Realmente no hay límites en cuanto a sabor y creatividad.

Lo mejor que puedes encontrar en una galleta es ser deliciosa por dentro, con una masa bien mezclada y condimentada, junto con una decoración que parezca artesanal.

Te podría interesar: Postres sencillos: recetas fáciles sin horno para compartir

Imágenes: Family Features, https: //blog.goo.ne.jp/farina-farina/m/201210

One Comment

  1. Pingback: Comida para Halloween: desde postres hasta cenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *