Estirar el cuerpo para fortalecer los músculos antes del entrenamiento

Cuando se va a iniciar una rutina de entrenamiento, es importante realizar una serie de actividades para estirar el cuerpo. Hay que practicar estos movimientos antes y después de hacer cualquier deporte, ya que así se preparan los músculos para evitar lesiones.

Estos están formados de tejidos que responden a la flexibilidad y la resistencia de las actividades físicas. Durante estos momentos de tensión, el músculo suele acortarse, por lo que, al realizar un ejercicio de estiramiento, se ayuda al cuerpo a que vuelva a su posición original, aumentando de esta forma el flujo de sangre que ayuda a alimentarlo.

Antes de comenzar a realizar cualquier actividad física por primera vez, es importante contar con los complementos necesarios. Por ejemplo, vestir de ropa cómoda y usar el calzado adecuado, esto también es un aditivo a la hora de evitar lesiones.

Beneficios de estirar el cuerpo

Un buen ejercicio de estiramiento debe ser realizado de forma lenta y detener el movimiento cuando se sienta dolor. Debe brindar una sensación de bienestar. Lo mejor es que esta actividad se trabaje las mismas áreas que en la rutina de ejercicio. Por último, para que sean efectivos, se debe respirar correctamente para permitirle al cuerpo recibir el oxígeno necesario que pasará al torrente sanguíneo.

Hacer estiramiento para fortalecer el cuerpo

Hacer estiramiento para fortalecer el cuerpo

Dicho esto, cuando se realiza algún estiramiento, se aumenta la flexibilidad del cuerpo. Este es uno de los principales efectos a largo plazo que ayudará a que los tejidos mejoren el rango de movimientos, evitando la rigidez y la degeneración de las articulaciones.

El estirar el cuerpo ayuda a mejorar el rendimiento atlético. Esto se complementa con el punto anterior, ya que al tener mejor flexibilidad se tiene un sinfín de opciones para realizar múltiples actividades. Por otro lado, para un atleta le ayuda a mejorar algún lanzamiento o golpe de la disciplina que realiza, por eso se recomienda realizar un estiramiento dinámico, el cual consiste en realizar suficiente movimiento y esfuerzo muscular.

En esta modalidad, se busca que el músculo se alargue en toda su longitud para luego contraerlo, así se logra que precaliente, mejorando el equilibrio y la coordinación necesaria. Aunque es importante recordar que los movimientos deben ser lentos e imitar a los que se usarán cuando se practica algún deporte.

Otros de los beneficios, considerado el más importante, es que evita las lesiones. Aunque esto solo es aplicable cuando se realizan periódicamente en una rutina de estiramiento o calentamiento.

Luego del entrenamiento, hacer estos ejercicios ayudan a seguir fortaleciendo la circulación, reduciendo así, el dolor en los músculos, y el cansancio. Por otro lado, también es beneficioso para estimular la relajación del cuerpo y de la mente.

Ejercicios para estirar el cuerpo

Se pueden estirar todas las partes realizando sencillos movimientos. Lo ideal es comenzar desde la parte superior hasta ir bajando. Por eso, para trabajar el cuello y la nuca, se usan las manos para ejercer una leve presión llevándolo hacia un lado. Por otro lado, también se puede realizar círculos con la cabeza. Este ejercicio se puede hacer en cualquier momento del día, sobre todo cuando se está muy estresado en el trabajo.

Para la zona de la espalda existen varias actividades que pueden ayudar a aliviar la tensión o preparar esta área para un entrenamiento posterior. Una postura que se puede hacer en cualquier momento consiste en extender los brazos hacia enfrente y, entrelazando los dedos, se empuja las manos, los brazos y los hombros hacia adelante. De esta forma se estira la espalda, aliviando la tensión.

Por otro lado, en casa o en el gimnasio, se puede tomar una colchoneta y acostado en el suelo, se trabaja la espalda y los músculos laterales. Los brazos extendidos hacia los lados, las rodillas elevadas con las plantas de los pies en el piso se dejan caer lentamente hacia la derecha, la cara se debe dirigir hacia el lado contrario al que van las piernas. Pasados unos segundos se vuelve a la posición original y se repite el movimiento del lado contrario.

La cobra, es el nombre de otra postura que es típica del yoga y que ayuda a estirar la espalda y otras partes del cuerpo. Acostado boca abajo, con las manos debajo de los hombros, se levanta suavemente el cuerpo arqueando la espalda. Se mantiene postura por unos segundos y se vuelve a la posición original.

Estiramiento de la cobra

Estiramiento de la cobra

Pasando ahora a la zona inferior del cuerpo, un ejercicio para los cuádriceps consiste en pararse frente a una pared y estirar la pierna, llevando el pie hacia atrás. Se puede comenzar por el derecho; se sostiene con la mano derecha, haciendo una pequeña presión. Con la otra mano se puede sujetar la pared o buscar el equilibrio. Luego se repite el movimiento con la extremidad opuesta.

Para las piernas y las pantorrillas, te puedes sentar en el suelo y extender las extremidades hacia adelante, ahora se lleva todo el cuerpo hacia la punta de los pies, tratando de no doblar las rodillas. Por otro lado, la cabeza debe caer lentamente sobre las rodillas.

Estirar el cuerpo es un requisito indispensable para todos aquellos que desean realizar alguna actividad física, aunque también es importante porque ayuda a mejorar la flexibilidad de los músculos y alivia la tensión. Como siempre que se realiza una rutina, es importante contar con ropa cómoda y con los elementos necesarios para evitar lesiones.

Te puede interesar: Theraband: bandas elásticas para ejercicios de resistencia

Imágenes:
https://pixabay.com/es/por-la-ma%C3%B1ana-ejercicio-f%C3%ADsica-2558818/
https://pixabay.com/es/personas-mujer-yoga-mat-meditaci%C3%B3n-2557545/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *