Estética de cuadros y espejos en la sala

La sala siempre es uno de los puntos de reunión más importantes en una casa. Ya sea para recibir visitas o ver televisión, ese espacio es el reflejo de la familia que lo habita y adornarla es una de las tareas más significativas para un hogar, por lo que, para remodelarla o para decorarla por primera vez, te recomendamos seguir está guía práctica de cómo hacer que los elementos decorativos de las paredes tengan simetría y balance para crear el espacio perfecto.  

La estética de este cuarto depende muchas veces de la función que tenga la sala. Para muchas familias, significa el cuarto de TV, donde, forzosamente, tiene que estar presente la televisión. En estos casos, lo más recomendado es que el aparato electrónico se encuentre pegado a un muro, es decir, que se cuelgue como si fuera un cuadro en la pared. Esta técnica, ayudará a que el espacio se vea más grande que al poner el televisor en un mueble de piso. Un importante consejo para que un cuarto se vea realmente bello, es que todos los cables estén escondidos de la vista. Existen unos rieles adecuados para esta tarea, lo cuales ocultan por completo todas las extensiones necesarias.  

Los elementos más comunes con los cuales se puede adornar una sala, son por supuesto los sillones, acompañados de tapetes, mesas, lámparas, esculturas, cuadros y espejos. Estos dos últimos que son colocados normalmente en las paredes ayudan a complementar los espacios de una forma única, creando contrastes y, sobre todo, haciendo que el espacio se vea más cálido. Los muros vacíos pueden llegar a crear un ambiente tenso y frío en la habitación, especialmente si el color utilizado en los muros es blanco liso. Aunque algunas personas lo prefieren, las habitaciones sin ninguna decoración en los laterales, genera desconcierto y produce una sensación de descuido.   

LOS CUADROS 

Hay que definir una temática para el cuarto, ¿será modernista?, ¿tendrá cuadros del barroco?, ¿todo será blanco? o ¿fotografías de seres queridos? Una vez con la idea en mente, lo que sigue es conseguir los elementos que se colocarán. Lo recomendado para conseguir un ambiente estético, depende del espacio que se tiene puedes elegir o un cuadro de proporciones grandes, ya sea 2×3 o 3×4, o tres cuadros pequeños que sumando sus medidas puedan abarcar un gran espacio.  

La proporción que se debe tener con los cuadros es que siempre haya balance de sus elementos, ya sea que en una pared haya un gran cuadro centrado y en la pared de enfrente pequeñas miniaturas de otra obra.  

Otra opción que es muy popular hoy en día es hacer un collage con los marcos, en especial si son fotografías o ilustraciones las que se deciden colgar. Lo importante es que se vea simétrico y pueda guardar relación entre ellos, que no se desproporcione al poner unos muy pequeños y otros demasiado grandes.  

LOS ESPEJOS 

Los espejos son una herramienta muy útil para cuartos pequeños que buscan destacar por su buen gusto. Los espejos dan profundidad, y actualmente son muy utilizados en grandes casas de verano que reflejan un estilo despreocupado y sofisticado. Lo importante de estos elementos son los marcos, pudiendo elegir diferentes modelos dependiendo del estilo de la sala. Para algunos los bordes cargados y muy detallados puede combinar con sus cuadros o sillones. Para otros el color puede estar a juego con las alfombras o los cojines.  

La idea es poder jugar con texturas y patrones para llegar a una bonita estética que personalice la casa, que la dote de personalidad más carisma para que los invitados puedan sentirse como en casa.  

Imágenes:
insta-arte.com.mx
siempreguapaconnormacano.blogspot.com

One Comment

  1. Pingback: Técnicas de feng shui para decorar tu hogar y jardín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *