El Día de Muertos en México, las distintas formas de celebrarlo

México es un país diverso; desde su flora, fauna, hasta su cultura. El Día de Muertos es el máximo folklore y representación de las tradiciones mexicanas. Los extranjeros quedan maravillados con el simbolismo que se le da a la muerte, y la cotidianidad con que se ve.

El mexicano celebra el Día de Muertos el 2 de noviembre, y nace como una mezcla entre las tradiciones católicas y las fiestas indígenas de la época de La Colonia. Para representar el amor a los seres queridos que ya no se encuentran en el mundo de los vivos, se elaboran altares personales con los elementos que ayudan al difunto a disfrutar de una noche en el mundo físico.

Te podría interesar: El porqué de los altares de muertos

Cada estado de la República tiene distintas formas de celebrar, y es común que cada familia haya desarrollado costumbres muy particulares para sentarse a la mesa y recordar a los que ya no están.

Celebración del Día de Muertos en distintos estados

Día de Muertos en Oaxaca

La tradicional fiesta se vive en todos los municipios de Oaxaca. No puede faltar en los altares el mole oaxaqueño de distintos sabores, así como el mezcal para celebrar la noche con los muertos adultos. La verdadera congregación se vive en el cementerio de la capital, donde los familiares acuden a saludar a los difuntos. La gente acostumbra disfrazarse, pero no de elementos de Halloween, sino de los personajes característicos de los Valles Centrales. El chocolate caliente y las flores de cempasúchil son características de esta región de México.

La música es otro gran representante de la fecha, teniendo géneros variados como el Huapango, el Son Jarocho y el Son Istameño sonando en los panteones.

Día de Muertos en Michoacán

El mismo Michoacán tiene dentro de sus fronteras una infinidad de distintas tradiciones, que se basan en las raíces Purépechas de los pueblos que antiguamente habitaron ahí. Si algo puede definir a Michoacán son sus artesanías, que en noche de los muertos adornan los altares de los difuntos familiares.

Las mariposas monarcas son signo de este estado, siendo parte fundamental de su folklore. Algunas leyendas del Día de los Muertos ubican a las almas de los muertos transformadas en mariposas para dar el paso a otro mundo.

Para festejar en Michoacán las familias se reúnen en las casas y exponen a la comunidad los altares que con tanto esmero colocaron para sus muertitos.

Día de Muertos en Guanajuato

Al ser una ciudad pequeña, la totalidad de su población se unen en el centro para festejar en conjunto. Se colocan altares de gran tamaño en el zócalo principal, y se escucha música durante toda la noche. Para conmemorar a los muertos se ponen los alimentos y bebidas preferidas de los difuntos para que al llegar del Otro Mundo puedan tener una noche llena de lujos.

En otros estados fuera de la capital de Guanajuato, se hacen concursos de disfraces, los niños piden dulces, y se celebran misas multitudinarias para rezar por las ánimas del purgatorio.

Alguna de la gastronomía popular de la época incluye el pan de muerto, los alfeñiques, fiambre y gorditas.

Guanajuato siempre ha sido uno de los mejores representantes de cultura en México, por lo que el gobierno de este estado se preocupa por dar a visitantes y residentes obras de teatro o interpretaciones callejeras de las mejores leyendas y mitos.

Día de Muertos en la Ciudad de México

La capital de la República, es famosa por sus multitudinarios desfiles que celebran en el Día de Muertos. Tanto de alebrijes, como catrinas, los capitalinos adornan las calles más importantes con artesanías gigantes y flores de cempasúchil. Hay espectáculos en el zócalo y los mercados de cada alcaldía rebosan en recuerdos para dar a los turistas.

Los habitantes de la CDMX ponen altares individuales, ya sean de 3 o 7 pisos. La noche del 2 de noviembre las familias se reúnen para tener una cena y celebrar la memoria de sus seres queridos. Es tradicional consumir pan de muerto y chocolate caliente.

En el área metropolitana se acostumbran las peregrinaciones a la Basílica de Guadalupe para asistir a la misa de los fieles difuntos que es celebrada cada año.

RONALDO SCHEMIDT AFP

Para festejar el Día de Muertos lo único que hace falta es estar en familia. Se han hecho varias representaciones cinematográficas que exaltan el sentido de esta celebración. La riqueza de las tradiciones mexicanas se ve reflejadas hasta en el más mínimo detalle de los altares.

Películas del Día de Muertos

Para los extranjeros, bastará con recorrer el centro de cada estado para ver con sus propios ojos la belleza del papel picado y las calaveritas de azúcar.  La música y la comida son los complementos ideales para esta fiesta que festeja la vida al mismo tiempo que la muerte.

Imágenes:
https//mas-mexico.com.mx, https://elpais.com/internacional
https//cdn1.sentidodemujer.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *