Dieta ketogénica: consume grasas mientras pierdes peso

Muchas personas se someten a estrictos regímenes alimenticios para alcanzar su meta de bajar de peso y sentirse bien consigo mismo. Sin embargo, algunos planes son contraproducentes para la salud. Para que el organismo se adapte y pueda quemar las grasas más rápido, lo mejor es ingerir ciertos alimentos que se encuentran presentes en la dieta ketogénica. Si aún no la conoces, presta mucha atención a todos los beneficios que tendrá sobre tu salud.

Este método se remonta hacia mediados del siglo XX, cuando se empleó en principio para remediar los efectos de epilepsia sobre todo en los niños. Hoy en día, no solo se utiliza para revertir la malnutrición sino que también es realmente eficaz en el proceso de estimulación metabólica, además puede estabilizar los niveles de colesterol presentes en la sangre.

¿En qué consiste?

La dieta ketogénica también conocida como dieta cetogénica, consiste en disminuir el consumo de alimentos que contengan hidrato de carbono como son: los cereales, las frutas, las legumbres y los tubérculos. En su lugar, se debe aumentar la ingesta de grasas saludables para el organismo como: el pescado, los huevos, la carne de res, los aceites naturales (coco, almendra, oliva), el aguacate y los frutos secos.

Este proceso hace que el cuerpo entre en un estado de cetosis, el cual es un estado metabólico en el que los niveles de azúcar presentes en la sangre disminuyen, puesto que durante la práctica de este plan de alimentación se reducen los carbohidratos. En cambio, las proteínas y las grasas saludables pasan a ser la principal fuente de energía para realizar las actividades diarias que consumen los músculos.

Una vez que se comience esta nueva rutina, no hay que desanimarse si no se ven cambios en los primeros días, toma en cuenta que se requiere constancia. El cuerpo comenzará a producir los llamados ácidos cetonas, al menos 3 semanas luego de comenzar. Después de este tiempo notarás cambios en tu metabolismo y una perdida progresiva de peso.

Muchos se preguntarán ¿cómo es posible que tanta grasa sea buena para el cuerpo? La respuesta es muy sencilla. Todas las células contienen una parte de grasa, el aporte de estos lípidos se traduce en más energía y vitalidad, lo que es esencial para quemar calorías y por tanto bajar de peso. Además, facilitan la absorción de vitaminas y minerales.

dieta cetogénica

Dieta ketogénica para adelgazar:

Los efectos de la dieta cetogénica van mucho más allá de solo perder peso, pues se ha demostrado que los efectos producen que el metabolismo asimile con mayor rapidez los alimentos que se consumen. Igualmente, se encarga de provocar una sensación de saciedad, es decir, la persona no siente la necesidad de ingerir más alimentos e incluso experimenta una disminución del apetito; así que no tendrás que preocuparte por los habituales “antojos”. También ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, esto ocurre porque no se consumen tantas grasas de origen animal ni las grasas saturadas presentes en la comida chatarra.

Este plan de alimentación es muy estricto en sus indicaciones, por ello no es aconsejable que cualquier persona por iniciativa propia la comience. Primero se necesita de la aprobación de un especialista, que pueda evaluar los avances y los efectos en la salud a corto, mediano y largo plazo. Por otra parte, es ideal para aquellas personas que se dedican a practicar deportes extremos o bien entrenamientos exigentes como el crossfit.

Te puede interesar: Crossfit; ejercicios de alta intensidad.

cómo perder peso

Riegos de la dieta ketogénica:

Se deben tomar en cuenta varias consideraciones al momento de iniciar la dieta, ya que la disminución drástica de las frutas y los vegetales puede producir una carencia importante de fibras, minerales y vitaminas esenciales. Para evitar este problema, los especialistas sugieren mantener una dieta balanceada y rica en alimentos grasos de origen vegetal como el aguacate y las verduras de hojas verdes como las acelgas y las espinacas.

Existen otras patologías asociadas a la práctica inadecuada de este régimen como son: el mal aliento, el estreñimiento, las flatulencias, las nauseas y un déficit importante de atención. En este sentido, no se recomienda que los pacientes que padecen de afecciones hepáticas o problemas cardíacos intenten practicar este plan alimenticio, de lo contrario tienen una alta probabilidad de sufrir de arritmia cardíaca. Es de suma importancia que un nutricionista evalué las oportunidades y los riesgos sobre la salud de cada persona.

Muchas personas tienden a confundirse entre la dieta paleo y la dieta cetogénica. Pero lo cierto es que son diferentes, la primera integra a las frutas y los vegetales como parte fundamental para obtener azúcares naturales. Asimismo, el objetivo principal de la ketogénica radica en producir la cetosis y por ende la perdida de peso de una forma más eficiente; la paleolítica es baja en cantidad de carbohidratos pero no tan exigente.

Imágenes:
https://www.repstatic.it/content/periodici/img/d/2016/10/31/085725538-7b386fde-1c79-4dc2-9739-19c96586757e.jpg
https://pixabay.com/es/p%C3%A9rdida-de-peso-de-peso-la-nutrici%C3%B3n-2036966/

One Comment

  1. Pingback: ¿Cuáles son los alimentos que pueden acelerar el metabolismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *