Cuidado facial: consejos para rejuvenecer el rostro

El cuidado facial es muy importante para lucir una piel saludable y radiante en todo momento. En este sentido, existen algunos consejos sencillos que serán realmente útiles para mantener un rostro joven y cuidado sin importar el paso de los años. Así que sigue leyendo para descubrir los consejos que nunca estarán de más para potenciar la belleza.

Una de las primeras indicaciones es mantener una correcta rutina de limpieza de la piel del rostro, esto es necesario para remover el maquillaje y los residuos de polvo que se acumulan en la cara tras realizar las actividades diarias. Por ello, durante la noche se pueden usar diversos productos para desmaquillar el rostro, como el aceite de germen de trigo o el de jojoba. Con una mota de algodón se puede hacer uso del agua de rosas como un tónico antes de ir a dormir.

Por la mañana, es aconsejable limpiar la cara con abundante agua fría, en el caso de las pieles secas se puede aplicar una crema hidratante o algún aceite antes de aplicar el maquillaje. No obstante, las personas con el cutis grasoso deben evitar usar limpiadores a base de aceite ya que pueden empeorar su condición.

Recomendaciones para el cuidado facial:

Una de las primeras acciones que se deben evitar por completo cuando se trata del cuidado facial es la exposición prolongada a los rayos solares, pues de lo contrario se pueden generar manchas y arrugas en el rostro. Por esta razón, el uso diario de protector solar es tan importante, no solo en los días de playa, sino también se debe aplicar diario antes de salir de casa. El factor UV de los mismos dependerá de que tan delicada sea la piel.

En segundo lugar, se debe hidratar la piel con al menos 8 vasos de agua al día. Ya que hace que el rostro se vea más terso y libre de impurezas como los molestos granos o puntos negros. Algunas personas no están acostumbradas a tomar esta cantidad de agua diaria, así que podrían comenzar consumiendo frutas y vegetales que contengan agua y ayuden a acelerar el metabolismo. Se pueden consumir piña, melón, lechuga, pepino, espinacas, entre otros.

En este sentido, la alimentación marca la diferencia entre un cutis graso y uno de piel normal, puesto que la ingesta de grasas y alimentos procesados generan imperfecciones como barros y espinillas, que si no se tratan adecuadamente dejarán a largo plazo marcas sobre la piel. Estas grasas pueden ser reemplazadas por frutos secos u otros alimentos saludables como el pescado que aportan vitaminas, y minerales al cuerpo.

Tips para un Cutis Saludable

Después de todo un día lleno de estrés y trabajo, sin duda alguna la mejor forma de relajarse es con un masaje y qué mejor que comenzar con la zona del rostro, los automasajes son una excelente alternativa para prevenir la aparición de arrugas y bolsas debajo de los parpados; los aceites vegetales o esencias naturales como el coco y la almendra son los más idóneos para comenzar con este placentero tratamiento. Si se desea se pueden extender los movimientos circulares hacia el cuello, siempre señalando hacia arriba.

Las muecas o los gestos que se hacen inconscientemente con la cara pueden ser perjudiciales para el cuidado facial, ya que algunos bloquean la circulación sanguínea y producen lineas de expresión sobre todo en las zonas de los ojos, la frente, los pómulos y la barbilla. Con los masajes en las horas nocturnas o antes de dormir se puede solucionar este problema. Unos 5 minutos de tratamiento serán suficientes.

La exfoliación con productos naturales como la miel de abejas, el azúcar o el limón están ampliamente recomendados para los tratamientos faciales caseros. Para comenzar, humedece el rostro con agua tibia, esta acción hace que los poros se abran y sea mucho más fácil limpiarlos. Luego coloca una mascarilla limpiadora peel off, y deja actuar sobre el rostro por espacio de 15 minutos, para retirar se utiliza abundante agua fría. Posteriormente, es el turno de la exfoliación, la cual no tiene que ser tan fuerte para ser efectiva.

Protectores Solares para el Rostro

Recuerda que para cerrar los poros se debe colocar una compresa fría sobre el rostro. Cabe destacar que cuando existe alguna reacción alérgica como el acné es preferible evitar estos procedimientos pues pueden ser contraproducentes e irritar más la piel. Es conveniente consultar con un especialista para descartar afecciones más graves.

Para mantener un rostro humectado y lleno de energía se debe descansar lo suficiente, es decir, de 6 a 8 horas diarias. Esto previene la aparición de ojeras o bolsas en los parpados inferiores de los ojos. Asimismo, realizar alguna actividad física como bailar o trotar, ayudan a mantener un cutis más saludable, puesto que estás actividades harán que el estado de ánimo mejore y se note en la piel del rostro.

Tal vez te interese: Mascarillas de carbón: beneficios para tu piel

Imágenes:
http://energychic.es/wp-content/uploads/2016/09/como-aclarar-tu-piel-de-forma-natural-paty-cantu.jpg
http://damadeaco.com.br/wp-content/uploads/2013/08/protetor2.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *