Tomar vino te puede ayudar a bajar de peso

Aunque parezca increíble de leer, hay estudios que concluyen que, tomar vino te puede ayudar a bajar de peso, es un método que miles de personas practican y encuentran convincentes resultados en su práctica.   

Por nombrar algunos de los iniciadores de esta teoría, investigadores de la Universidad Purdue, Harvard y la Universidad Estatal de Oregón, afirman que, una copa puede hacer maravillas por la salud física, entre ello, controlar el peso.   

Hay que aclarar que beber vino, ya sea tinto o blanco, no es un método que por sí solo de resultados de la noche a la mañana, sino que es un excelente alimento para complementar una dieta y un programa de ejercicio 

Beneficios del vino en la dieta  

  1. Reduce el hambre: tal vez uno de las mayores propiedades para decir que el vino ayuda a bajar de peso es que quitar la ansiedad de consumir alimentos que nos son adecuados para nuestra dieta del día a día. Tomar una copa de vino, unas horas antes de dormir puede ser ideal para eliminar las comidas de media noche.  
  2. Previene la acumulación de grasa: gracias a su compuesto denominado “resveratrol”, el líquido ayuda a que las células del cuerpo no retengan tanta grasa, haciendo que sea más fluida la eliminación de esta al momento de hacer ejercicio y por lo tanto quemar estas toxinas. 
  3. Reduce colesterol: acompañando al “resveratrol”, el fermento de la uva contiene polifenoles que son excelentes cómplices para cuidar los vasos sanguíneos del cuerpo, evitando que se encapsule grasa en el torrente sanguíneo y no se formen coágulos que a futuro puedan ser mortales para la persona.  
  4. Salud cardiovascular: uno de las mejores propiedades del vino es la presencia de Vitamina E en su composición, la cual ayuda a cuidar la limpieza de la sangre y por lo tanto su fluidez.   
  5. Combate infecciones: en especial las enfermedades que tienen que ver con los riñones. Esto gracias a sus propiedades antioxidantes y astringentes, que ayudan a filtrar y depurar. Evitando que las bacterias habiten en los órganos y puedan desarrollar en el futuro complicaciones más serias y peligrosas. 

Formas de implementarlo en nuestra dieta 

Cuando hablamos de tomar vino, no nos referimos a cualquier sustancia con determinado grado de alcohol. Lo ideal es tomar blanco o rojo. Los espumosos no cumplen por completo con la lista de beneficios que da uno con uva Merlot, Cabernet Sauvignon, Malbec, Pinot Noir, Syrah o Sangiovese. Siendo estos los más recomendados para poder bajar de peso tomando vino.  

Para poder hacer este implemento a nuestra alimentación diaria hay que tener muy claro cuál es el límite antes de que una inocente bebida se vuelva en una mala costumbre. Una copa será lo ideal por día, aunque haya personas que decidan tener una por la tarde y una antes de dormir. Las mejores formas de consumir este elixir son: 

  1. Acompañar la comida de cada día con tinto o blanco. El primero si se consumen carnes rojas y el segundo para alimentos que provengan del mar.  
  2. Tomar una copa dos horas antes de la hora acostumbrada para dormir. Así se evitará tomar bocadillos nocturnos, ya que puede quitar considerablemente el apetito.  
  3. Cenar acompañado de un buen vino. Al igual que con la comida, hay que saber con qué alimentos queda mejor, a este proceso de le conoce como “Maridaje” y es una materia que ha sido altamente estudiada.  

Que no hacer 

No es nada recomendado tomar más de dos copas al día. En especial si se utiliza como método auxiliar de la salud. La ingesta de mucho contenido alcohólico al día puede ocasionar graves problemas, en especial en gente de más edad.  

El desayuno no es una buena hora para consumir esta bebida. Aunque existen cocteles diurnos, lo mejor es esperar a que pase más de media mañana para comenzar a consumir vino.  

No se puede tomar esta bebida como único método para adelgazar o cuidar la salud. Como ya se ha mencionado, es un auxiliar y puede resultar muy beneficioso si se utiliza de la forma correcta. Además, de tener un excelente sabor, se puede utilizar en muchas recetas de cocina, además de que es ideal para pasar un rato agradable en compañía de familiares y amigos.  

Bajar de peso tomando vino es posible, basta con coordinarse con otros métodos, incorporarlo a la dieta y ver cómo, con constancia y esfuerzo, es posible obtener resultados convincentes en poco tiempo. Este maravilloso snack, que cuenta con menos de 150 calorías por copa, es espectacular para implementar algo innovador a los alimentos de cada día, sacando de la monotonía las comidas diarias y adquiriendo un gran aliado para la salud estética e interna. 

Te puede interesar: Los 8 tratamientos para la belleza corporal más novedosos 

 

Imágenes:

http://www.santacecilia.es, https://www.ecestaticos.com, https://www.wakabanga.com. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *