A dos meses del sismo, Linio sigue dando Fuerza a Mexico

El 7.1 que estremeció a México hace 61 días ha sido una de las oportunidades más grandes que sean visto en los últimos años para demostrar la solidaridad y el esfuerzo de cada uno de los mexicanos. No habían pasado más de 5 minutos de terminado el sismo, cuando miles de personas se movilizaron de la manera que pudieron, unos con palas y otros preparando alimentos. Las que podían ser imágenes de una película de drama se hicieron realidad, fue verdaderamente conmovedor, no hubo un solo mexicano que ese día no se levantara a ayudar. De esa manera, en Linio nos comprometimos a hacer todo lo que estuviera en nuestras manos para poder ayudar la circunstancia que se estaba viviendo en el país.

Tuvimos un gran periodo de mucho esfuerzo, y junto con muy buenos aliados, pudimos juntar una tonelada de ropa de niña, niño, hombre y mujer. Así como ropa de oficina para todos aquellos que perdieron sus prendas en el sismo. Esta colaboración se hizo de la mano de Trendier, y ellos se encargaron que los artículos fueran entregados correctamente en la delegación Cuajimalpa. Los esfuerzos no han terminado, ya que se continúan recibiendo donaciones de todo tipo en los centros de acopio.

Adicional a recaudar ropa toda la comunidad Linio se sumó a dar su mayor esfuerzo durante estos difíciles momentos específicamente nuestra flota propia quien apoyo visitando los centros del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Ciudad de México, Estado de México, Cuernavaca, Morelos y Puebla recorriendo 3,000 kilómetros.

Otro apoyo brindado por Linio fue otorgar más de 1,350 productos como comedores con mesas y sillas, electrodomésticos, entre los que destacan refrigeradores, estufas, hornos, y parrillas, muebles de recámara, como cabeceras, bases de colchón, colchones, cunas, entre otros. Finalmente, en la categoría de Víveres, Medicina y Despensa, contribuimos con agua, papel de baño, baterías y desinfectante, todos estos bienes recaudaron el valor aproximadamente el millón y medio de pesos.

Si algo nos enseñó el terremoto de septiembre del 2017, es que México sabe ponerse de pie después de que se cae. Es importante hacer conciencia que no todo ha terminado, quedan muchas cosas por hacer y muchos hogares que reconstruir. En Linio día a día se siguen buscando buenas ideas para poder contribuir a la causa, y lograr que cada familia pueda tener de nuevo una casa y poder encontrar esa paz que fue arrebatada de manera tan espontanea.

La ayuda de todos es lo que ha hecho que poco a poco los estragos del temblor se vayan minimizando, tanto los físicos como los emocionales, para que cada mexicano tenga la esperanza de que no importa que tan grave sea la situación, siempre habrá las manos de 127 millones de personas que estarán dispuestas a dar todo por salvar una vida.

Algún día nos sentiremos orgullosos de enseñar a las nuevas generaciones como los ciudadanos de este país pudimos afrontar un 7.1 de la escala de Richter, y como eso no nos hundió, sino que nos hizo darnos cuenta que unidos, verdaderamente, podemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *