blefaroplastia

Blefaroplastia, la solución para los párpados caídos

La blefaroplastia se refiere a la cirugía estética de los párpados, que consiste en retirar los excesos de piel y grasa tanto de la parte inferior, como superior – específicamente se enfoca en esta área y no de otras imperfecciones que se encuentren alrededor – con la intención de corregir su caída o bolsas, y reforzando la tensión del músculo, para evitar transmitir una apariencia de cansancio, vejez e incluso, llegando a interferir con la visión de la persona.

Consideraciones importantes acerca de la Blefaroplastia

Si bien es cierto que mejorará las características del rostro haciendo que la persona luzca más segura de sí misma, también es cierto que las expectativas deben ser realistas. Las condiciones varían de un paciente a otro, como por ejemplo, si se tienen problemas de tiroides, enfermedades cardiovasculares, diabetes, glaucoma e hipertensión puede que no sea apto para realizar la intervención. Lo ideal es mantener una buena comunicación con el especialista que le permita aclarar todas las dudas y saber qué esperar de este procedimiento, según el caso.

blefaroplastia 3

Es fundamental buscar a un cirujano, dermatólogo u oftalmólogo que cuente con la formación adecuada y que sea reconocido por su trabajo, así como, un centro de salud que cuente con buenas instalaciones en el cual hacerse la blefaroplastia, que aunque es un procedimiento ambulatorio, siempre representa un riesgo. La blefaroplastia no debería superar las 3 horas y debe preservar en todo momento la salud ocular con una recuperación de hasta 6 semanas.

Hay 3 tipos de blefaroplastia: inferior, superior y transconjuntival. El procedimiento inicia sedando al paciente, y se procede a retirar la piel o grasa excedente y se finaliza suturando. Posteriormente, se venda o se aplica una pomada o crema para lubricar la zona. Se deben seguir las instrucciones indicadas por el médico para recuperarse de la mejor manera posible y con resultados permanentes. Si la persona lo desea, puede someterse a varias intervenciones en simultáneo bajo la aprobación y supervisión médica.

Se pregunta: ¿en dónde se hacen las incisiones? Generalmente, se realizan en las líneas o pliegues de los párpados superiores, o en su defecto, en la línea del ojo o pliegues del párpado inferior. Si la persona presenta exceso de grasa, la incisión de la blefaroplastia transconjuntival se hace dentro del parpado inferior. Lo importante es dejar la menor cantidad de marcas o cicatrices en el paciente.

blefaroplastia

Dentro de los cuidados que debe tener en cuenta luego de ser sometido a la blefaroplastia están ejercer tensión en el área, ser cuidadoso al momento de lavarse la cara, tener cuidado al ejecutar ejercicio que represente fuertes movimientos para la piel y tener precaución con el consumo de medicamentos. Es normal sentir cierto dolor aunque se puede controlar con medicamentos, sin embargo, algunas de las complicaciones que pueden surgir son las siguientes: Sangrado, dificultad para cerrar los ojos, infección, asimetría en curación o cicatrización e hinchazón.

Para tener una cara radiante y joven, se sugiere aplicar productos faciales que la mantengan hidratada y saludable, haciendo especial énfasis en el contorno de los ojos porque se quiera o no, esta área refleja el paso de los años.

Imágenes:

https://i.ytimg.com/vi/l4RZNcNCg4g/maxresdefault.jpg
http://serendipity.com.do/wp-content/uploads/2016/04/blefaroplastia.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *