¿Qué es la terapia de cupping? 

Este método también conocido como Ventosaterapia, es un método de medicina alternativa, que data de la época de los egipcios o las culturas orientales antiguas.  

La técnica de cupping ha evolucionado a través del tiempo, pero ha mantenido sus principales características a lo largo de todos estos años. Lo principal que hay que tener en cuenta al hablar de esta técnica, la comunidad científica actual no logra encontrar con certeza beneficios atribuidos 100% al uso de las ventosas.

¿QUÉ ES? 

La terapia de cupping es una técnica en la que se utilizan pequeñas ventosas  que en conjunto con el calor, forman un efecto de succión sobre la piel, lo que hace que los vasos sanguíneos se expandan y pueda promover efectos beneficiosos dentro del organismo.  

Entre los principales males que son tratados con este tratamiento, incluye enfermedades reumáticas como la artritis, condición de presión alta, migrañas, ansiedad, distintos tipos de herpes, acné, alergias, asma e inflamaciones musculares.  

El procedimiento consiste en “empapar” la copa con una sustancia flamable, ya sea alcohol o hierbas, una vez mojada, se prende fuego, y ya que esté apagada y sin riego de quemadura, se pone en contacto con la piel, lo que hace que el calor cree en el cuerpo humano una sensación de vacío y succión.

TIPOS 

Existen fundamentalmente tres tipos de técnicas las cuales se tienen que realizar siempre por un profesional. La primera se conoce como Seca o blanca. Esta clasificación suele ser la más sencilla, ya que únicamente se dejan reposar las ventosas por tiempo de 1 a 3 minutos sobre el cuerpo (principalmente la espalda) y posteriormente se retiran.  

La segunda tipografía es la Húmeda o roja, es necesario que sea realizada por una persona con experiencia en este procedimiento, ya que, acompañada de la característica succión por medio de las copas, se realiza un pequeño corte con bisturí alrededor de la zona en cuestión. Esto con la intención de liberar las toxinas que se han concentrado en el área de aplicación de la ventosa.  

La tercera clase es el masajela cual consiste en el movimiento de las copas a través del cuerpo, generando una sensación de alivio por un tiempo más prolongado. Estas sesiones suelen ser las más largas y con beneficios más relajantes.  

En la antigüedad, las ventosas podían ser de bamboo, cochas marinas o cuernos de animales, conforme la técnica evolucionó, los principales elementos utilizados son el plástico y el cristal. Las copas de plástico pueden poseer por si solas un sistema de succión diferente al calor, ya que, en su estructura, ya contienen pequeñas boquillas especializadas para realizar un procedimiento más moderno.  

Este procedimiento siempre te dejará una marca oscura la cual te dejan las copas, en sí no significan malestar, al contrario, hablan de un correcto funcionamiento de las ventosas, ya que algunos practicantes afirman que entre más oscura el área, más toxinas fueron liberadas en el proceso. Aunque se pueden presentar algunos efectos secundarios como ardor, infección (especialmente cuando se practica el método Rojo) y hematomas.  

La técnica de cupping puede ser utilizada como terapia adicional para tratar distintos males, en especial los que involucran el sistema nervioso y el linfático. No es un método peligroso cunado es realizado por un profesional, pero no es recomendado como el único tratamiento para los distintos padecimientos del ser humano.

Imágenes: 
https://cuppingresource.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *