altares

El porqué de los altares de muertos

Los altares de muertos son una de las más bellas tradiciones mexicanas. Se tiene como costumbre montarlo para la fecha del 2 de noviembre; el Día de los Muertos.

Su significado ha mezclado la ideología prehispánica del inframundo con un toque de religión otorgada por la llegada de los españoles a la Nueva España. En general, los altares son ofrendas para los familiares muertos, los cuales son recordados y esperados la víspera del segundo de noviembre, podemos encontrar en ellos; fotos, comida t bebida favorita del difunto en vida, objetos personales, velas, sal, pétalos de cempasúchil, además de un vaso con agua por el arduo camino que realizaron para llegar a casa.

La tradición comienza con las leyendas de los pobladores prehispánicos en México, los cuales atribuían la muerte como el comienzo de un viaje a el Mictlán, interpretado como el cielo y el lugar de descanso del alma, los difuntos eran enterrados con sus pertenencias antiguas más algunas herramientas que posteriormente necesitarían en su camino.

En el año 2003, la UNESCO declaró a la celebración como Patrimonio Cultural de la Humanidad, lo que significa que el Día de Muertos es una fiesta en la que se ejemplifica de una manera o de otra, lo más profundo de una nación.

México es un país que respeta la muerte, pero más que a ella, a las personas que se fueron, durante este día nadie está triste en dicha fiesta, al contrario, es una ocasión para recordar lo importante que es la familia y cenar los platillos que más les gustan en compañía de sus seres queridos.

LOS ALTARES DE 7 PISOS

En los altares de 7 niveles, cada piso simboliza los pasos necesarios para que un difunto pueda encontrar la paz, otra manera de decirlo son los 7 caminos que se tienen que recorrer para poder llegar a la purificación. Estos son los más tradicionales en México y los más bellos estéticamente, gracias a su gran combinación de colores junto los elementos elegidos, especialmente por el papel picado y los vivos colores de las flores de cempasúchil.

La música y los colores son parte de los invitados de honor para esta celebración, como nos lo han enseñado, este día es la oportunidad en que los muertos pueden pasar un día en la tierra de los vivos, lo cual en ningún momento de la historia fue interpretado como aterrador o diabólico, simplemente como el trato que se tenía por haber recorrido un largo camino para llegar a la tierra de los muertos.

 

Imágenes: Emaze, MXCity

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *