piel

¿Cómo lucir una piel bella y saludable durante los días de playa?

Para esos días de verano en los que se quiere lucir una buena figura envidiable junto con una piel dorada y saludable, es necesario tomar algunas previsiones para garantizar el bienestar del tejido más importante del ser humano, la piel. Si bien es cierto que el sol es una fuente de energía y de vitamina D, no se deben permitir excesos que con el transcurso del tiempo puedan resultar contraproducentes.

Puntos claves para el cuidado de la piel:

Antes de los días de exposición al sol, se puede comenzar a preparar la piel consumiendo alimentos ricos en betacaroteno, que ayudan a protegerla y a mantenerla hidratada. Igualmente, se sugiere realizar una limpieza mediante una exfoliación, con la intención de eliminar todas aquellas células muertas que en ocasiones son las responsables de la aparición de manchas.

La protección solar es fundamental, ya que previene el envejecimiento prematuro y quemaduras de la piel que causan las radiaciones solares. Como sugerencia para pieles blancas, se puede utilizar protección SPF 50 que se puede aplicar generosamente sobre el cuerpo 15 minutos antes de llevar sol y luego de sumergirse en el agua.

Para las pieles más oscuras, un protector solar de SPF 15 está bien, asegurándose de evitar la protección solar a base de titanio, ya que puede aparecer una coloración blanca o tipo ceniza en la piel después de estar en el agua.

Sin embargo, la recomendación es analizar el factor de protección solar que tiene cada producto que se desea comprar más el tipo de piel que se tiene para hacer una selección correcta y cuidadosa:

  • FPS menor a 10: Ofrece baja protección contra las quemaduras solares, y no se recomienda para pieles blancas.
  • FPS 11-20 : Brinda moderada protección contra las quemaduras solares pero puede causar ardor en algunas pieles.
  • FPS 50: Promete una alta protección contra las quemaduras solares, siendo ideal para pieles muy sensibles.
  • FPS 60 o más: Entrega muy alta protección contra las quemaduras solares, especialmente, personas con pieles extremadamente sensibles.

Otro aspecto de relevancia, es la hidratación diaria, específicamente cuando se está en contacto con el agua de mar, el sol y el cloro de la piscina que causan resequedad, también es necesario continuar con la rutina habitual para el rostro: crema para el día, para la noche y contorno de ojos; mascarillas de diversos ingredientes y texturas que logran una apariencia tersa, además de agregar cremas corporales con Aloe Vera para después del sol que son ideales para refrescar e hidratar.

Consideraciones:

Es bueno tener presentes las horas en las que no es saludable tomar sol como de 11:00 am a 4:00 pm. debido a que los rayos solares inciden verticalmente sobre la tierra y los daños pueden ser más intensos e importantes. Del mismo modo, si se tiene previsto una estadía de varios días en la playa, se debe tomar sol de forma gradual.

Existen tres tipos de rayos ultravioletas:

  • UVA: causan envejecimiento cutáneo y pueden provocar cáncer de piel.
  • UVB: generan enrojecimiento, quemadura solar y predisposición al cáncer de piel.
  • UVC: son filtrados por la capa de ozono de la atmósfera.

Algunos de los beneficios que el mar proporciona es que gracias a las altas cantidades de yodo se favorece la regeneración de la piel y, al mismo tiempo, combate las impurezas.

Disfruta de la bella tonalidad que adquiriste durante esos días de relación y descansa del maquillaje temporalmente, pero recuerda en cuidar tu piel en todo momento!

One Comment

  1. Pingback: Travel Light; ¿Cómo empacar para un viaje largo? - Linio Blog MX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *