linio_huerto_portada

Cultiva alimentos orgánicos en tu propio huerto

Debido a la creciente demanda de los productos naturales y las ganancias que representan en la industria de la alimentación, las empresas no siempre utilizan procesos favorecedores para la salud y bienestar de las personas porque existe la intervención de sustancias químicas. Es por ello que el huerto representa una oportunidad maravillosa de conocer el origen de tus alimentos, ser creativo, ponerte en contacto con la naturaleza para incluso, compartir e intercambiar información del tema con amigos y familiares.

Ventajas de cultivar en casa mediante un huerto

Es una excelente idea plantar semillas que se terminen convirtiendo en alimentos saludables para el consumo de tu familia y lo mejor de todo, con la certeza de saber que son de calidad. Otras de las ventajas de los huertos, es que ahorras costos del presupuesto correspondiente al mercado y creas una atmósfera más natural en tu hogar.

Algunos de los alimentos que puedes cultivar son las hortalizas, frutas y plantas aromáticas para infusiones o para condimentar tus comidas. Basta con que dispongas de un pequeño espacio de tu casa para que empieces a trabajar en tu huerto que se convertirá en un interesante proyecto que traerá frescura en un período aproximado de 3 meses, que cuando empezarás a recoger los frutos.

huerto1

Una sugerencia es que integres a los niños en la actividad para que refuerces algunos conocimientos acerca de la naturaleza y posiblemente los motivarás a querer probar los vegetales -que tanto les cuesta- que ellos mismos cultivaron.

Además, los huertos son una buena alternativa para liberar estrés y despejar la mente de las preocupaciones del día a día entrando en contacto con la flora. Igualmente, podrás conocer más a fondo las necesidades de cada planta y circunstancias que la ayudan a prosperar. Sé paciente y dale su tiempo para que se reproduzcan exitosamente y está atento a los cuidados pertinentes para cada estación del año.

¿Qué cultivar en mi huerto?

Una recomendación es que comiences tu huerto con pocas plantas mientras te vas adaptando al proceso hasta que llegues a tener lechugas, cebollas, rábanos, tomates, zanahorias, berenjenas, pimentones, pepinos, espinacas, ajos, fresas, entre otros. Los alimentos mencionados son los más recomendados para sembrar porque son los las especies que mejor se adecuan al huerto.

huerto2

Anímate a construir tu huerto ya que no requieres de mucho dinero para ser emprendedor con esta idea, lo que sí es muy importante es que te asegures de contar con las condiciones que apoyen el crecimiento de las plantas como la luz que es fundamental en el proceso de fotosíntesis, el agua que transporta sales y nutrientes para la alimentación de la planta y por último, la tierra que está enriquecida de vitaminas.

¿Cómo cultivar y cuáles son los elementos que debes tener para construir tu huerto?

El procedimiento para empezar a sembrar en tu huerto sería el siguiente: una vez que el área está definida, se procede a colocar la tierra adecuada y a removerla para eliminar las impurezas o desechos que pueda tener. Posteriormente, coloca las semillas en un orificio que hayas cavado previamente y espera a que germine con la ayuda del riego diario. Debes tomar en cuenta las distancian que debe haber entre las plantas y apóyate en otros artículos de jardín como las tijeras, mangueras, regaderas, rastrillos y palas.

Realiza el control de plagas porque en ocasiones las plantas son víctimas de los parásitos o enfermedades y poda cuando sea necesario con la finalidad de retirar las hojas secas y ramas que pudiesen estar obstaculizando. En los huertos no es recomendable utilizar fertilizantes, pesticidas, productos sintéticos ni nada que tenga que ver con químicos porque pueden resultar siendo tóxicos para quienes los consumen. Mientras más orgánicos, es mejor.

huerto 3

Finalmente, están las mesas de cultivo, huertos textiles y las jardineras convencionales. En la última, puedes elegir sembrar directamente sobre la tierra o en hermosas macetas que puedes encontrar de barro, vidrio y plástico que te serán de mucha utilidad porque son los recipientes donde depositas las plantas junto a la tierra a una distancia prudente para la raíz y luego drena el exceso de agua por un pequeño agujero que está ubicado en la parte inferior.

¡De la siembra a tu mesa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *