linio-lavadora-noted

¿Una lavadora o un centro de lavado, cuál necesito?

Con el incremento de la población (112.3 millones de personas tan sólo en México según el último Censo poblacional de 2010) la demanda de casa habitación o créditos inmobiliarios ha subido considerablemente, por lo tanto, el diseño de los mismos reduce el espacio destinado en diferentes áreas de la vivienda, omitiendo (algunas veces) un lugar para lavar y tender la ropa. En respuesta a ello, los centros de lavado surgieron como una solución a los problemas modernos de casa pero ¿Qué los hace diferentes a un equipo convencional de lavado? ¿Sólo usan energía eléctrica o gas? ¿Necesito una nueva instalación? ¿Cuál quita mejor las manchas? cuestiones que Linio te responderá para que realices tu mejor compra.

Tipos de lavadoras

Hay tres clasificaciones de lavadoras según su operación: manuales, semiautomáticas y automáticas o según su tipo: de agitador, de impulsor o tambor. Todas cumplen con estándares de ciclos de lavados completos, algunas con conexiones al drenaje directo y otras con manguera para desagüe. Ocupan un espacio que va de los 80 cm de ancho por 97 cm de alto y 69 cm de profundidad. En cuanto a su capacidad, las diferentes marcas manejan un número diferente al encontrado según las pruebas de PROFECO, pues aquellas que aparentemente soportan de 10 kg a 14 kg realmente funcionan al 100% con cargas entre 7.5 kg  y 9.5 kg.

Centro de Lavado

Un centro de lavado ofrece la modalidad de lavado y secado cuyo tamaño no supera el metro cuadrado por
dos de altura (torre), pensada para aquellos espacios limitados sin oportunidad de tender en exteriores. Este tipo de máquinas ocupan entre 50 minutos en el lavado  y 119  minutos en el secado dependiendo de la marca, dejando las prendas listas para usarse, son por lo general equipos de carga frontal.

Lavasecadoras

No deben de confundirse con las lava-secadoras las cuales se caracterizan por incluir en un único aparato ambas funciones y elegir desde el comienzo el ciclo completo que consiste en lavado, enjuagado, centrifugado, y secado con aire caliente, ocupan 71 minutos para el lavado y 298 minutos en el secado, su capacidad real es de 6 kg aunque el fabricante diga que soporta 16 kg para el lavado y 8 kg para el secado; en cuanto al espacio que ocupan va de los 69 cm de ancho 76 cm de profundidad y 98 de alto.

Antes de adquirir un equipo de lavado, debes de tomar en cuenta el número de integrantes de tu familia, pues de ello dependerá la capacidad de la máquina que compres, es decir, si tu familia es de 5 integrantes o más busca las de 9 kg de capacidad (te permiten meter más prendas y reducir el número de cargas), si es de dos personas, aquellas de 4 o 5 kilos te servirán perfectamente.

lavasecadora-inio

¿Qué necesitan para funcionar? 

Los centros de lavado necesitan electricidad y gas para funcionar, éste último es necesario para llevar a cabo el proceso de secado de manera eficiente, por lo tanto tendrás que invertir en una instalación de gas además de las conexiones de agua  fría/ caliente y el desagüe.

Las lavadoras por ejemplo, sólo ocupan energía eléctrica con la cual podrás activar sus funciones principales, si necesitas secar la ropa puedes adquirir una que incluya un proceso de centrifugado que por medio de una acción giratoria elimina la mayor parte del agua para que la cuelgues por 4 horas para dejarla seca o bien adquirir una secadora que funcione con energía eléctrica y no con gas. Las lava-secadoras necesitan agua fría/caliente y electricidad para funcionar.

En los tres casos, el común denominador es tener una buena instalación eléctrica, se recomienda que cada uno tenga un contacto sin compartir ya que puede sobrecargarse y causar un corto circuito. Así mismo una buena instalación de plomería con las entradas correspondientes de agua fría y caliente.

¿Qué equipo remueve mejor las manchas? 

Según PROFECO en el estudio de calidad Centros de Lavado y Lava-secadoras, los primeros soportan de 35% a 40% menos de la carga real para el secado. El promedio de remoción de manchas entre los dos fue de 64% a un 76% de efectividad (en pruebas con grafito, aceite, vino tinto) obteniendo mejores resultado las lava-secadoras de la marca Frigidaire.

Las lavadoras convencionales tienen un 60% de efectividad en contra de las manchas, sin embargo es necesario revisar las especificaciones de lavado de las prendas para tener mejores resultados.

Nota: todas las manchas deben de someterse a un tratamiento previo para que se eliminen por completo, ya que de lo contrario podrían fijarse con el agua caliente o con las altas temperaturas del secado.

Lavadoras de nueva generación 

Algunas marcas se han arriesgado a diseñar equipos que además de cumplir con los estándares de calidad clásicos, ofrecen nuevas oportunidades, como lo son las lavadoras ecológicas que pueden llegar a consumir 80 litros de agua por carga de ropa en comparación con una normal que gasta 200 litros. También se reduce la fricción de las prendas que se traduce en menos desgaste y lavar en menos tiempo debido a la poca cantidad de agua que necesitan. Algunas otras han diseñado un sistema dúo comprendido de una tina grande en la parte superior y un cajón pequeño que puedes usarlo para una carga distinta y ambos funcionan de manera independiente, pensadas para ahorrar agua.

Ahora que ya sabes cuál es la diferencia, invierte en aquella que ayudará a realizar tus labores con más facilidad, de acuerdo al espacio de tu vivienda y por supuesto a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *